Ikea
Imagen de archivo de una tienda del gigante sueco Ikea. IKEA - Archivo

La cadena sueca de muebles y objetos para el hogar IKEA lanzará una colección de productos, manteles, fundas de cojín y una bolsa, elaborada con plásticos recogidos en costas españolas, producida en fábricas de Alicante y Valencia, e ideada por la diseñadora española Inma Bermúdez, según ha informado este martes mediante un comunicado.

Esta colección se realizará en colaboración con Seaqual, una iniciativa para la limpieza de basura marina formada por hasta 1.500 pescadores españoles, y es un proyecto piloto que pretende implicar a toda la cadena de suministro localizada en España. La colección, cuyo nombre será Musselbomma, se lanzará en febrero de 2020 en España e Italia; y después se prevé que llegue al resto de países en los que tiene presencia la compañía sueca, según se ha detallado en el comunicado.

La diseñadora Inma Bermúdez ha asegurado que el objetivo es ser "más conscientes" sobre el problema de la gran cantidad de residuos plásticos de los océanos y que los nuevos productos están basados en un patrón "sencillo y moderno con círculos, cuadros y triángulos combinados con una forma que recuerda a un pez".

La materia prima de estos productos son los plásticos conocidos por PET, un plástico muy común y duradero utilizado para hacer desde botellas a ropa, y que han sido recogidos tras quedarse atrapados en las redes de los marineros españoles.

Por cada kilogramo de residuos de plástico PET que se utiliza para elaborar el tejido, se extraen del mar también nueve kilogramos más de residuos, compuestos por otros plásticos, metales, goma, vidrio y demás materiales, ha explicado IKEA en el comunicado.

La directora de Desarrollo Sostenible en Ofertas y Suministros de IKEA, Caroline Reid, ha afirmado que desde la compañía existe un "compromiso de generar un impacto positivo en las personas y en el planeta" y por ello desarrollan "proyectos de limpieza de contaminantes plásticos en los océanos".  Esta colección "es el primer paso para utilizar el plástico del océano" en "una materia prima para el futuro" y en la actualidad se están desarrollan distintos proyectos alrededor del mundo para ampliar este tipo de iniciativas, ha explicado Reid.

IKEA se unió en octubre de 2018 a NextWave, una iniciativa en la que participan empresas privadas, científicos y ONG para integrar el plástico que termina en los océanos en productos de consumo de forma escalable.

La compañía de muebles sueca se comprometió en 2018 a retirar para 2020 todos los productos de plástico de un solo uso, proceso que está desarrollando también en la actualidad, como paso previo a su transformación en un negocio circular en 2030.