María y Manolo, en 'First dates'.
María y Manolo, en 'First dates'. MEDIASET

El amor está presente en cada rincón del local de First dates, y el programa de Cuatro vivió este lunes una de sus citas más emotivas con la visita de los cordobeses María y Manolo, dos jóvenes con Síndrome de Down que acudieron al restaurante de Carlos Sobera para vivir su primera cita romántica tras unos meses como pareja.

Los dos demostraron un amor tan puro y verdadero de los que pocas veces se ha podido ver en First dates, y lo dejaron claro en cada segundo que disfrutaron de la cena mientras sus madres, desde la terraza, seguían las evoluciones de la pareja.

María fue la primera en llegar, y le reconoció a Sobera que "en el amor soy muy afortunada porque he encontrado a la persona perfecta. He venido para seguir conociéndolo un poquito más y le he preparado esta sorpresa, no sabe nada", comentó.

Mientras ella esperaba en una de las salas del restaurante, llegó Manolo, ataviado con su saxo preparado para cenar, lo que no se esperaba es que fuera con su pareja. "Como no habéis tenido nunca una cena romántica, no hay mejor lugar que este para tenerla", les dijo Sobera.

Durante la cena, ambos no pararon de dedicarse piropos. Entre plato y plato, Manolo hincó rodilla y le declaró su amor a María, logrando los aplausos de todo el local. A continuación, la joven se animó a cantar a su pareja y dedicarle al terminar un "qué feliz me haces, ladrón".

La cita entre los cordobeses fue muy alabada en Twitter, destacando la naturalidad de ambos comensales: