Tamara Falcó, hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó, acudió a una fiesta en un exclusivo local de la madrileña plaza de la Independencia, acompañada de su pareja, Marco Noyer.

A la salida, se volvió asombrada cuando creyó entender que la preguntaban si su padre había acudido al evento. Luego, tratando de sortear a los periodistas cogida de la mano de su novio, se rió mucho cuando le preguntaron si tenía planes de boda y se negó a contestar, aunque la complicidad con él era evidente.

Para finalizar, Marco dejó claro a las cámaras que se iban de "copeteques", así que sin duda la noche fue larga para ellos.