La decisión del relevo en la jefatura de los Mossos d'Esquadra se la comunicó a los interesados el conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, la semana pasada y este lunes, por sorpresa, lo ha anunciado de forma oficial. Esa misma semana se la comunicó a los dos implicados: al hasta ahora jefe de los Mossos d'Esquadra, Miquel Esquius, a la cabeza del cuerpo policial catalán desde la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, y a su sustituto desde este lunes: Eduard Sallent.

Sallent, de 47 años y filósofo de carrera, que lleva 22 años en el cuerpo, fue nombrado el pasado mes de enero como número uno de la Comisaría General de Información. Hasta entonces ocupaba el puesto de intendente, un cargo intermedio.

Buch ha argumentado este cambio en la dirección "para volver a la normalidad institucional y organizativa" y darle al cuerpo "un nuevo impulso" tras un año de "transición" y "convulso" del que se ha encargado Esquius, quien a su vez sustituyó a Ferran López hace 10 meses tras el cese de Josep Lluís Trapero en octubre de 2017 por el 155. De Esquius, Buch ha destacado que haya liderado una etapa en la que "ha perdido fuerza el relato de la infamia que algunos vertieron sobre los Mossos con la voluntad de perjudicarlos".

En sus primeras declaraciones públicas como nuevo jefe de los Mossos, Sallent ha anunciado que su prioridad es "sacar al cuerpo del debate partidista" para centrarse en la seguridad ciudadana y en la lucha contra la delincuencia especializada, el crimen organizado y los ciberdelitos. También ha mostrado su intención de equiparar a las víctimas de delitos contra la libertad y la identidad sexual como "prioritarias" al igual que las de violencia doméstica y machismo "por su vulnerabilidad".

Sallent llega al cargo consciente de que "todavía habrán dificultades y momentos tensos" en el seno de la policía catalana, lo que no le impedirá, ha dicho, "intentar ir hacia la normalidad en la prestación del servicio". Ha hecho balance de los últimos meses del cuerpo y ha explicado que este "ha mostrado su carácter y fortaleza ante las enormes dificultades" a las que se ha enfrentado. "Estoy muy orgulloso de lo que hemos hecho y de cómo lo hemos hecho", ha asegurado, bendiciendo de forma velada la gestión en los momentos más duros del procés.

Uno de los primeros retos a los que tendrá que enfrentarse Sallent será la polémica puesta en marcha de la nueva unidad de escoltas del president de la Generalitat, Quim Torra.

Este lunes también han recibido los galones de comisarios Josep Codina, Xavier Creus, Josep Maria Estela, Marta Fernàndez, Jordi Ferret, Jaume García y Josep Lluís Rossell. Con estos nombramientos, Interior  quiere "reforzar y fortalecer la estructura de mando del cuerpo". Buch ha anunciado la incorporación inmediata de una promoción de 18 nuevos intendentes y 44 nuevos inspectores.

Carta de despedida de Esquius a los 17.000 agentes desde la "neutralidad política"

El hasta ahora comisario jefe de los Mossos, Miquel Esquius, ha remitido una carta se despedida a los casi 17.000 agentes del cuerpo tras conocerse su relevo. En el escrito acepta su relevo por "el sentido del deber" y defiende su trabajo al frente de los Mossos pensando en "recuperar la normalidad institucional" y desde la "neutralidad política".

Cs acusa a Buch de usar a los Mossos como "policía política"

El presidente de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha acusado este lunes mediante un tuit al conseller de Interior, Miquel Buch, de usar a los Mossos como "si fuesen una policía política" tras la destitución del comisarío jefe, Miquel Esquius, por Eduard Sallent.

Carrizosa ha afirmado que "es vergonzoso que se anteponga el procés frente a la seguridad de todos los catalanes" y ha tachado el relevo de la dirección de los Mossos como un dedazo.

El dirigente socialista en Barcelona, Jaume Collboni, ha asegurado que el PSC pedirá que el conseller de Interior explique en sede parlamentaria los criterios por los que ha efectuado nuevos nombramientos en los Mossos, que generan "sensación de inestabilidad y de cambio de criterio cada dos por tres".


Consulta aquí más noticias de Barcelona.