El presidente de EE.UU, Donald Trump, ha llegado este lunes a Londres para iniciar una visita de Estado de tres días al Reino Unido, donde ha  sido recibido por la reina Isabel II y se reunirá con la primera ministra británica, Theresa May.

El avión presidencial, el Air Force One, aterrizó a las 07.55 en el aeropuerto londinense de Stansted, donde Trump, acompañado por la primera dama, Melania Trump. Poco antes de que la pareja bajase de la nave, el magnate norteamericano ha publicado unos tuits en los que cargaba contra el alcalde londinense, el musulmán y laborista Sadiq Khan, quien recientemente comparó el lenguaje de Trump con el del fascismo del siglo XX.

En ellos, Trump decía que "ha sido terrible como alcalde de Londres", calificaba de "tontas" y "desagradables" las críticas recibidas y le llamaba "perdedor irrecuperable", tras calificar a Estados Unidos como "el aliado más importante de Reino Unido y recomendarle "combatir la ola de criminalidad en Londres". Finalmente, rubricaba su diatriba expresando entusiasmo por la visita: "¡Acabamos de aterrizar!".

Unos días antes, Trump llamó "horrible" a la duquesa de Sussex, la actriz Meghan Markle, que en mayo del año pasado contrajo matrimonio con el príncipe Harry, tras conocer que la actriz apoyó abiertamente a Hilary Clinton en 2016. "¿Qué puedo decir? No sabía que ella fuera horrible", dijo el mandatario.

Al salir, los Trump fueron saludados al pie de la escalerilla por el ministro británico de Exteriores, Jeremy Hunt, y el embajador estadounidense en el Reino Unido, Woody Johnson. Trump y Hunt conversaron unos breves minutos mientras la primera dama era saludada por el embajador. Desde el aeropuerto, el presidente abordó un helicóptero de la fuerza aérea de EE.UU. para llevarlo hasta Winfield House, la residencia del embajador en Regent's Park.

Agenda de Trump en Reino Unido

La reina Isabel II recibió después a Trump en el palacio de Buckingham, residencia de la familia real. El presidente y la primera dama, Melania Trump, llegaron a los jardines del palacio en el helicóptero Marine One de EE.UU. Nada más aterrizar, el príncipe Carlos y su mujer, la duquesa de Cornualles, en nombre de la reina, se acercaron para dar la bienvenida a Trump y a su esposa, tras lo cual subieron las escalerillas del palacio donde les esperaba Isabel II.

Con toda la pompa que rodea la visita de Estado, el presidente y su esposa fueron recibidos con honores por la guardia real, cuyos integrantes llevan uniformes rojos y altos sombreros negros. Después, una vez escuchado el himno estadounidense, el presidente y el príncipe de Gales pasaron revista a la guardia real, tras lo cual se escuchó también el himno del Reino Unido.

Una vez completado los honores de rigor en el palacio, la soberana ofrecerá a Trump y a la primera dama un almuerzo en la residencia real, para después acudir juntos a la Galería del palacio para ver una exhibición con objetos de la Colección Real que son de relevancia histórica para Estados Unidos. Esta tarde, el presidente y su esposa tomarán el té con el príncipe Carlos, heredero de la corona, y su esposa, Camilla, duquesa de Cornualles, en la residencia de Clarence House.

También durante este lunes, Trump depositará una ofrenda floral ante la tumba del soldado desconocido en la Abadía de Westminster.

El martes será el día más político de la visita de Estado ya que Trump celebrará una reunión y un almuerzo con la primera ministra Theresa May en la residencia oficial londinense del 10 de Downing Street, tras lo cual ofrecerán ambos una rueda de prensa.

El mandatario de EE.UU. ha roto la tradición diplomática de no interferir en los asuntos internos de un país al pronunciarse este fin de semana sobre el brexit y la próxima elección del nuevo líder del Partido Conservador y primer ministro británico.

En una entrevista con el dominical The Sunday Times, Trump señaló que el Reino Unido debería estar preparado para salir de la Unión Europea sin acuerdo e incorporar al político antieuropeo y antiinmigración Nigel Farage en las negociaciones del brexit. Además, Trump manifestó abiertamente su apoyo al exministro de Exteriores Boris Johnson como nuevo líder conservador al afirmar que sería un "excelente" primer ministro británico.

El último día de la visita, el día 5, estará marcado por la ceremonia para conmemorar el aniversario del 75 aniversario del Desembarco y de la Batalla de Normandía que se celebrará en Portsmouth (sur de Inglaterra), a la que asistirá Trump e Isabel II.

Más viajes del presidente de EE.UU.

El día 6 de junio Trump viajará a Francia, dónde será recibido por el presidente Emmanuel Macron. Visitará el cementerio estadounidense Normandia de Colleville-sur-Mer, también con motivo del "Día D". En el comunicado emitido por la Casa Blanca, se informó de que el presidente de EE.UU participará "en un encuentro bilateral con el presidente Emmanuel Macron para reforzar la continuada estrecha colaboración en nuestros intereses económicos y de seguridad compartidos".