Al menos 30 muertos por disparos de la Policía en un intento de desalojar una protesta en Jartum, Sudán

Imagen de archivo de la respuesta violenta de la policía contra las protestas en la capital de Sudán, Jartum.
Imagen de archivo de la respuesta violenta de la policía contra las protestas en la capital de Sudán, Jartum.
EFE / EPA
Al menos 13 personas han muerto después de que las fuerzas de seguridad de Sudán atacasen la acampada a las puertas de la sede del Ejército en la capital, Jartum, para poner fin a la sentada que se mantiene en este lugar desde hace dos meses, denunciaron los manifestantes. Según la plataforma opositora Fuerzas de la Libertad y el Cambio, que aglutina a los principales grupos civiles y partidos políticos, algunos cadáveres de los manifestantes no han podido ser rescatados del lugar de la sentada.

Al menos 30 personas han muerto y un centenar han resultado heridas después de que las fuerzas de seguridad de Sudán atacasen la acampada a las puertas de la sede del Ejército en la capital, Jartum, para poner fin a la sentada que se mantiene en este lugar desde hace dos meses, según el Comité Central de Médicos, un sindicato opositor.

La Asociación de los Profesionales sudaneses, que lidera el movimiento de protesta, aseguró que "un gran número de milicias a sueldo" atacaron con "fuego real y la fuerza bruta a los revolucionarios pacíficos", en un "intento de levantar la valiente acampada" en esa área.

Uno de los manifestantes, Mohamed Haron, de 26 años, dijo por teléfono que efectivos de las Fuerzas de Apoyo Rápido se desplegaron en los alrededores de la acampada y cortaron las calles principales. Según el testigo, que se encontraba en el lugar de la sentada de protesta, esas fuerzas empezaron el desalojo con armas, porras y gases lacrimógenos. Haron destacó que pudo ver a varias personas muertas o heridas de bala en el pecho, el estómago y la cabeza.

El Comité de Médicos, también aseguró que las fuerzas de Apoyo Rápido han arrojado "muchos" cadáveres al río Nilo, que está ubicado a unos 500 metros del lugar de la acampada. "Muchos mártires que se encontraban en la plaza fueron llevados por la fuerza de Apoyo Rápido y arrojados al Nilo, según testimonios de médicos y heridos", dijo el sindicato médico. Asimismo, según el sindicato, varios médicos han sido golpeados y detenidos.

El opositor Partido del Congreso, por su parte, ha documentado 24 víctimas mortales, entre ellos un niño, e informó en un comunicado de la identidad y de las circunstancias de la muerte de varios de ellos. Según la nota, divulgada en las redes sociales, el número de víctimas puede aumentar porque muchos cadáveres continúan en la acampada opositora, que está rodeada por los militares. Además, según el partido, 446 heridos han sido hospitalizados.

Los manifestantes permanecían junto al cuartel general del Ejército desde principios de abril, primero para exigir la marcha del presidente Omar al Bashir y, tras su derrocamiento a manos del Ejército, para pedir a los generales que entreguen el poder a una autoridad civil.

Evacuación de los heridos

El Comité de Médicos pidió a la Media Luna Roja y a Médicos Sin Fronteras que intervengan para ayudar en la evacuación de los heridos y del personal sanitario atrapados en la zona de la acampada. Añadió además que hay ocho personas en estado grave, además de decenas de heridos tras el asalto de las fuerzas de seguridad a la sentada esta mañana.

En su página oficial de Facebook, el Comité señaló que "el número de los manifestantes pacíficos asesinados aumenta rápidamente, lo cual hace que sea difícil contarlos e identificarlos".

En respuesta a la violencia, la Asociación de Profesionales sudaneses pidió a través de las redes sociales a los ciudadanos que bajen a las calles de forma "pacífica" y den comienzo a una "desobediencia civil global" cortando las carreteras, los puentes y los pasos fronterizos.

Los hechos se producen después de que la tensión haya ido en aumento en los pasados días en torno a la sentada y entre las dos partes, debido al estancamientos de las negociaciones entre la oposición y los uniformados sobre la formación de un Gobierno transitorio. Las dos partes se han puesto de acuerdo en que ese Gobierno detente el poder durante los próximos tres años, pero no han conseguido consensuar el equilibrio de fuerzas entre militares y civiles en el seno del Ejecutivo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento