Sigue la división en Podemos. Tras los malos resultados en las elecciones autonómicas y locales del 26 de mayo, Ramón Espinar, otrora muy cercano a Pablo Iglesias y exsecretario general del partido en Madrid, se postula para liderar el partido y desbancar al tándem formado por Pablo Iglesias e Irene Montero.

Espinar ha expuesto sus intenciones en una tribuna que publica eldiario.es y que recoge El Mundo.

Espinar exige que se celebre de manera urgente una Asamblea Ciudadana, el máximo órgano de decisión de Podemos, un Vistalegre III en el que se refunde el partido. Según su criterio, Podemos puede tener futuro, pero "los Iglesias Montero" no.

En la primera gran escisión del partido, que enfrentó a Iñigo Errejón y a Pablo Iglesias, Espinar se posicionó del lado del segundo.

Posteriormente, en enero, cuando Errejón reveló su salida de Podemos para formar con Manuela Carmena Más Madrid y la dirección nacional del partido decidió presentar una candidatura propia para enfrentarse a la de Errejón, Espinar optó por dimitir de su cargo de secretario general de Podemos y abandonó su cargo como diputado en Madrid y senador porque no se daban "las condiciones para llevar el proyecto de Podemos en Madrid hacia donde creo que debe dirigirse".

Espinar no cerraba la puerta a pactos con Más Madrid y esa posición no coincidía con la de Iglesias. Ahora, tras los comicios autonómicos y locales, muchas miradas se han dirigido a Iglesias, acusándolo de que por no querer sumar con el tándem Errejón-Carmena, la izquierda probablemente pierda el Ayuntamiento de Madrid y no tendrá opciones de gobernar en la Comunidad. Es en este contexto en el que llega ahora la iniciativa de Espinar.