Quince personas han perdido la vida en los doce accidentes mortales ocurridos en las carreteras interurbanas españolas el fin de semana, cuatro de ellos motoristas y uno ciclomotorista. Además, nueve han resultado heridas graves y siete leves.

Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), la jornada más trágica fue el sábado, cuando fallecieron nueve personas en siete siniestros, entre ellos el futbolista José Antonio Reyes y su primo Jonathan Reyes. Un accidente que tuvo lugar sobre las 11:40 horas del sábado en el kilómetro 18 de la A-376, en dirección a Utrera, en el término municipal de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), al parecer por exceso de velocidad.

El domingo se registraron cuatro accidentes mortales, con cinco fallecidos, en tanto que el viernes, desde las 15.00 horas, perdió la vida una persona en un siniestro.

Del total de accidentes, cinco fueron colisiones y cinco salidas de vía. Además, nueve se produjeron en vías convencionales y tres en autopistas o autovías.

Por otro lado, y según los datos de la DGT, mayo ha acabado con 86 fallecidos, nueve menos que el mismo mes de 2018. En lo que va de año, es decir desde el 1 de enero y hasta las doce de la noche de este domingo, se llevan contabilizados 425 fallecidos, lo que supone nueve menos (un 2 por ciento) que en el mismo periodo del año pasado.

Cinco motoristas

Al menos entre los fallecidos hay cinco motoristas, si añadimos los datos de dos siniestros ocurridos en Cataluña en los que han fallecido otros dos motoristas.

Estos son esos cinco accidentes: esta tarde se ha registrado uno en la M-203 en Vicálvaro (Madrid), cuando un motorista de 42 años ha muerto tras perder el control de su moto y chocar contra un camión grúa que circulaba en sentido contrario.

Sobre las tres de la tarde, otro motorista ha muerto al colisionar con un turismo, cuyo conductor ha resultado herido, en la carretera comarcal B-522 a su paso por Gurb (Barcelona).

El sábado, otro motorista de 30 años falleció a las 14:25 horas, al salirse de la vía su motocicleta en la carretera BU-550, en la subida al puerto de Ángulo, en Villasana de Mena, dentro del término burgalés de Valle de Mena.

Ese mismo día, poco antes de las doce de la mañana, otro joven de 28 años falleció en un accidente en Guixers (Lleida), al salirse de la carretera la moto que conducía.

El viernes, poco antes de la medianoche, un motorista falleció y su acompañante resultó herido grave tras colisionar la motocicleta en la que viajaban con un automóvil en la carretera A-8075, en el ramal de Villanueva del Ariscal, en la localidad sevillana de Espartinas.

Ese es el accidente mortal que figura en el balance provisional de Tráfico el viernes, en el que además resultaron heridas graves dos personas y otras tres leves.

Turismos

Pero además de estos accidentes en los que han fallecido motoristas se han registrado otros, como el que ha tenido lugar a la una y media de esta tarde en la N-432, en el término municipal de Baena al colisionar frontalmente dos turismos, lo que ha provocado la muerte de dos personas y herida a una tercera.

Este sábado, sobre las 23.00 horas, una persona de 66 años murió al colisionar su coche con otro cuando circulaba en sentido contrario por el kilómetro 563 de la A-6 a su paso por la parroquia coruñesa de San Xulián de Coirós. Uno de los ocupantes del coche embestido tuvo que ser excarcelado con ayuda de los bomberos y fue trasladado junto a los otros dos heridos, ambos menores de edad que viajaban en el otro vehículo, en ambulancia a un centro médico. El choque se produjo poco después del desvío de Oza. Los vehículos quedaron obstaculizando la calzada, uno de ellos, el que iba en dirección opuesta al sentido de la autovía, atravesado y el otro volcado tras recibir la embestida, según relató un testigo a los servicios de Emergencias.

Otro accidente parecido tuvo lugar aproximadamente a las 08:30 horas de este sábado en otro tramo de la misma autovía, la A-6: se trató igualmente de un coche circulando en sentido contrario, que chocó contra otro y dejó un herido, que fue trasladado a un centro médico. El conductor del coche que viajaba en dirección a Madrid pero por el carril equivocado, el que va hacia A Coruña, tras el choque registrado en el kilómetro 470, a la altura de Baralla, ha continuado la marcha, según Emergencias.

Otro choque frontal hacia las 01:00 horas de esta madrugada entre dos vehículos dejó tres heridos que fueron trasladados de urgencia a un centro médico de Lugo, pero en esta ocasión fue en la carretera N-VI, ha precisado Emergencias.

Sobre las nueve de la noche del sábado dos personas fallecieron y otras tres resultaron heridas graves en una colisión frontal de dos turismos, en la carretera A-8325, cerca de la localidad sevillana de Casariche.

Cuando faltaban veinte minutos para las doce de la mañana de ese sábado moría el futbolista José Antonio Reyes y su primo Jonathan Reyes en un siniestro que tuvo lugar en el kilómetro 18 de la A-376, en dirección a Utrera, en el término municipal de Alcalá de Guadaíra (Sevilla).

Además, en otro accidente un camionero murió en la localidad mallorquina de Muro al colisionar frontalmente con un turismo en el que viajaba un joven que resultó herido grave.

Y en Madrid, un hombre de 46 años murió también al caer el vehículo que conducía desde un puente situado en el enlace de la M-40 con la M-11 hasta las vías del tren de Cercanías.