Juan Carlos I y la princesa Leonor
El rey Juan Carlos I junto a su nieta la princesa Leonor. GTRES

El rey Juan Carlos deja, a partir de este domingo, de participar en actividades institucionales después de casi 44 años de representación de la Corona, un paso hacia en la retirada de la vida pública después de la abdicación en su hijo, Felipe, hace un lustro.

Su nueva etapa alterará en parte el papel desarrollado hasta ahora, aunque, al mismo tiempo, conservará algunas prerrogativas.

¿Seguirá siendo miembro de la Familia Real?

La retirada de la vida pública no impedirá a don Juan Carlos ser miembro de la familia real, de la que forman parte los reyes Felipe y Letizia, doña Sofía, la princesa Leonor y la infanta Sofía. El resto de familiares de Felipe VI, como sus hermanas, Elena y Cristina, se integra bajo la denominación familia del rey.

¿Podría volver a participar en algún evento oficial?

Zarzuela no cierra la puerta a que Juan Carlos I pueda aparecer en algún acto oficial o en alguna conmemoración, aunque sin ejercer la representación institucional de la Corona.

De igual modo, podrá continuar con sus actividades privadas en lugares públicos, como ha venido haciendo en los últimos años, cuando ha asistido a encuentros familiares, a acontecimientos deportivos o a los toros.

¿Qué tratamiento protocolario tendrá a partir de ahora?

El anterior jefe del Estado conservará el título de rey de forma vitalicia y con carácter honorífico, con tratamiento "de Majestad", una fórmula para "plasmar la gratitud por décadas de servicios a España".

Así se estableció en el decreto sobre régimen de títulos de la familia real y de los regentes aprobado en junio de 2014 tras renunciar al trono, como vía además para "continuar la senda de precedentes históricos y de la costumbre en otras monarquías".

De manera informal, también se le llama rey emérito, aunque Zarzuela nunca ha empleado este término para referirse a don Juan Carlos.

¿Qué otros cargos mantiene?

Además de rey, don Juan Carlos seguirá siendo capitán general de las Fuerzas Armadas en la reserva, condición que asumió cuando cedió a su hijo el papel de jefe supremo de los Ejércitos.

¿Cobrará el sueldo que ha venido percibiendo?

En 2018, tuvo una remuneración de 194.232 euros. Felipe VI es quien decide la cantidad que cobra su padre y las reinas Letizia y Sofía y quien distribuye los recursos económicos para el desarrollo de sus respectivas agendas institucionales.

No obstante, al dejar de participar en actos oficiales, se abre la puerta a que en los próximos presupuestos, la asignación de don Juan Carlos varíe, si bien Zarzuela no ha concretado en qué medida.

¿Cómo queda su estatus jurídico?

Juan Carlos I conserva su aforamiento, al igual que los miembros del Gobierno y los parlamentarios, por lo que solo podría ser juzgado por el Tribunal Supremo por delitos cometidos tras el 19 de junio de 2014.

En el caso de Juan Carlos I, con su abdicación perdió la inviolabilidad, pero solo podría ser juzgado por aquellos delitos cometidos después del 19 de junio del 2014, cuando pasó la corona a su hijo Felipe VI.

Fue por lo que el Supremo archivó en abril de este año la querella de IU y el PCE por los audios de Corinna zu Sayn-Wittgenstein y el excomisario José Villarejo en los que se implicaba al rey.

¿Qué pasa con la reina Sofía?

La retirada de don Juan Carlos no afecta en nada a doña Sofía, que seguirá siendo parte de la familia real y mantendrá la actividad institucional que viene desarrollando desde que tuvo lugar la abdicación.

Desde la sucesión en la corona, Juan Carlos I y la reina Sofía han participado juntos en actos de manera intermitente, aunque ya él no saldrá en la agenda oficial que Zarzuela manda todas las semanas.