Anopheles
Imagen del 'Anopheles stephensi', el mosquito que transmite la malaria. Jim Gathany / WIKIPEDIA

La batalla contra la malaria, una enfermedad que causa estragos en África, no tiene descanso. Uno de los principales objetivos de los investigadores que pelean contra esta dolencia, que mata a 400.000 personas e infecta a 219 millones cada año, es el mosquito que la transmite, el del género Anopheles. Ahora, se dado un gran paso: un hongo modificado genéticamente que mata al 99% de los mosquitos.

Informa la BBC de que investigadores de la Universidad de Maryland, en EE UU, en unión con científicos del Instituto de Investigación de Ciencias de la Salud de Burkina Faso, han logrado identificar un hongo, el Metarhizium pingshaense, que infecta al mosquito Anopheles. Así, tras localizar el hongo, lo han modificado genéticamente, usando para ello el veneno de una araña australiana.

Así, han conseguido que el hongo produzca la toxina de la araña cuando está dentro del organismo del mosquito, de manera que lo mata rápido y con pocas esporas.

Los científicos crearon en Burkina Faso una aldea artificial de 600 metros cuadrados, con viviendas, fuentes de agua y alimento. La cubrieron con una malla para que los mosquitos no escaparan. Lograron exponer a los mosquitos a los hongos genéticamente modificados. Se usaron 1.500 mosquitos y 45 días después, sólo quedaban 13 vivos.

"El hongo transgénico rápidamente produjo el colapso de la población de mosquitos en solo dos generaciones", explica Brain Lovett, uno de los investigadores. Además, el hongo modificado no afecta a otros insectos, como las abejas.