Juicio a dos policías por propinar una
paliza a un ciudadano que vendía CD'S

  • Un hombre magrebí de 37 años.
  • "Sentí fuertes golpes con la porra y patadas"
  • "En ningún momento usamos la fuerza para reducirle".
  • Nadie ha solicitado que la víctima declare en el juicio.
Labdaoui Aiehami, junto a su abogado, Eduardo Santos, a las puertas de la Audiencia Provincial. (CHEMA MOYA/EFE).
Labdaoui Aiehami, junto a su abogado, Eduardo Santos, a las puertas de la Audiencia Provincial. (CHEMA MOYA/EFE).
CHEMA MOYA/EFE

Un ciudadano magrebí víctima de una brutal paliza a manos de dos policías locales de Parla, uno de ellos en prácticas, se quedó hoy sin poder ofrecer su desgarrador testimonio a la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Madrid debido a que ni el abogado de la acusación particular ni el fiscal solicitaron con carácter previo a la Sala su declaración en la vista oral.

"No puede figurar como prueba testifical porque nadie lo ha pedido", argumentó la presidenta del tribunal cuando el fiscal se disponía a interrogar a Labdoui Aichami, estando sentado ya junto al traductor para relatar la agresión. La víctima, con cara de sorpresa y sin entender lo que pasaba, se levantó y se sentó entre el público.

Ante lo insólito de lo sucedido, el fiscal consideró que su declaración era "intrascendente" para el desarrollo del juicio, explicando que el relato no tendría suficiente credibilidad porque la agresión le dejó inconsciente. 

Labdoui Aichami, sin embargo, sí quiso ofrecer su testimonio a los periodistas en los pasillos de la Audiencia. Llevándose las manos a la cicatriz de 8 centímetros que tiene en el lado derecho de su cabeza, donde le insertaron una placa de titanio por la lesión, la víctima narró, con voz temblorosa, lo vivido en la tarde del 1 de septiembre de 2004. A consecuencia de la paliza, el hombre sufre fuertes cefaleas.

Vendía CD'S en una terraza de Parla 

Me entró una situación de angustia y salí corriendo

El agredido, de 37 años, se desplazó desde Alcorcón a un terraza de Parla para vender unos CD'S de películas pirata y conseguir "dinero para comer". Alrededor de las 9.30 horas, dos policías se presentaron en el lugar. "Me entró una situación de angustia y salí corriendo. Uno de ellos salió detrás de mí y con el pie me derribó. Sentí fuertes golpes con la porra y patadas.

Perdí la consciencia", relató Aichami, quien se despertó en el coche policial. "Por favor, llevarme al hospital que me muero", les dijo a los agentes, quienes le respondieron: "¡Que te calles!". "Me insultaron y me increparon", añadió el agredido. "En ningún momento empleamos la fuerza para reducirle", dijo uno de los policías. Sus compañeros respaldaron su relato, asegurando que la víctima se golpeó fuertemente con el capo de un coche.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento