Primer adiós en la Diputación coruñesa, cuyo presidente bromea con que el único 'fijo' es el veterano alcalde de Oleiros
Primer adiós en la Diputación coruñesa, cuyo presidente bromea con que el único 'fijo' es el veterano alcalde de Oleiros DEPUTACIÓN DE A CORUÑA

El primer pleno de la Diputación de A Coruña después de las elecciones municipales acogió la primera despedida, a cargo del representante de Compostela Aberta, Manuel Dios, que además no concurría en estos pasados comicios en la lista de Martiño Noriega. Antes de levantar la sesión, el presidente del ente provincial, Valentín González Formoso, tomó el guante y en tono humorístico advirtió de que el único que tiene plaza 'fija' en la institución ubicada en la Marina coruñesa es el veterano alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane 'Gelo', de Alternativa dos Veciños.

"Ya nos despediremos. Aquí el único que va a quedar de por vida es Gelo, el resto estamos de paso", ha dicho el también regidor de As Pontes antes de dar por finalizada la sesión de este viernes, un comentario que provocó las risas de los presentes, incluido el interpelado.

Durante la sesión, Manuel Dios para despedirse de sus compañeros y agradecer la buena acogida que tuvo durante estos últimos cuatro años en el organismo autonómico.

Así, tras aprobar los diferentes puntos del día, todos por unanimidad, en el turno de ruegos y preguntas el diputado de Compostela Aberta ha aprovechado para dar lectura a un texto de despedida, en el que, además de dar las gracias, también quiso recordar su reivindicación sobre el papel de las diputaciones. "Me marcho como entré, convencido de que las diputaciones necesitan una honda transformación competencial o, si no se produce, su eliminación", ha señalado.

En cualquier caso, se ha mostrado agradecido a la institución y a sus integrantes. "Yo he estado y estoy muy agradecido y muy honrado por haber pertenecido a ella; mi agradecimiento a todo el personal, me sentí siempre muy bien acogido", ha señalado Dios.

También ha pedido "disculpas sinceras a quien molestara" y le ha deseado "mucha suerte" a los que repiten. "Y también a los que no estaréis los próximos cuatro años", ha añadido, antes de asegurar, haciendo suyas las palabras que escribió para sí mismo Max Aub: "Hice lo que pude".

"EL ÚNICO QUE VA A QUEDAR DE POR VIDA ES GELO"

Tras el aplauso de los miembros del pleno, tomó la palabra el presidente de la Diputación en funciones, Valentín González Formoso, para devolverle el guante: "Bueno, aún queda un pleno o dos, Manolo".

"Muchos de los que estamos aquí todavía no sabemos si nos tenemos que despedir o no, todavía queda mucho que hablar internamente en cada uno de nuestros partidos", ha recordado González Formoso, quien, en todo caso, valoró la "altura de miras" y la "paciencia" de este diputado provincial.

"Como persona y como político, un diez; y muchas gracias por el trabajo hecho y por tu paso por esta casa", le agradeció el presidente en funciones de la Diputación.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.