Según el estudio presentado este viernes 31 de mayo 'La Diversidad LGTB en el contexto laboral en España', elaborado por Banco Santander, destacan los sectores de diseño y publicidad, comercio y distribución, administraciones públicas o enseñanza universitaria.

El 62 por ciento de las personas LGTB en España no visibiliza su condición sexual en su trabajo y el 20 por ciento considera que en sus empresas "no existe la igualdad" de oportunidades para el colectivo y que los comportamientos poco inclusivos "todavía se dan con mucha frecuencia".

"No podemos dejar que este tema caiga en arbitrariedades y en el terreno de lo discutible. Es necesario que exista un clima de respeto para todos", ha defendido el director del estudio, Óscar Muñoz, quien ha destacado que han obtenido una base "muy amplia" de 821 respuestas válidas por toda la geografía nacional.

El experto ha asegurado que "la mayoría" se invisibiliza porque ser LGTB "forma parte de su vida privada". En concreto, ha apuntado que el 58% ha respondido que a nadie le interesa lo que haga fuera de su trabajo; el 42% para evitar rumores; el 34% para que no cambie su valoración como profesional; el 28% por miedo al rechazo; el 21% para que no se cierren puertas en su carrera profesional; el 13% por miedo a ser despedido; y el 3% porque le supone un esfuerzo tener que dar explicaciones.

"En empresas más grandes las personas LGTB deciden invisibilizarse más al generar mayor anonimato", ha señalado Muñoz, al tiempo que ha afirmado que también influye la región, ya que los andaluces "son los más armarizados tanto en su vida privada como en su vida profesional".

PERFIL LGTB QUE MÁS "SALE DEL ARMARIO" EN SU TRABAJO

El estudio refleja que el perfil de la persona con mayor probabilidad de estar visibilizado en su trabajo es el de un hombre gay; con más de 40 años y un buen nivel profesional; que trabaja en empresas grandes de las regiones Levante, Cataluña, Baleares o Madrid; y de los sectores de diseño y publicidad, comercio y distribución, administraciones públicas o enseñanza universitaria.

Precisamente, según la investigación, los hombres LGTB están visibilizados en su trabajo en un 46%. "A mayor nivel profesional mayor seguridad y más empoderado para salir del armario. Las personas menores de 30 años han normalizado en mayor medida su condición LGTB, pero en las empresas son las personas que más ser armarizan", ha explicado Muñoz.

Asimismo, ha resaltado que la variable que más influye para que la gente "salga del armario" es que la empresa disponga de programas específicos de LGTB, que hacen que aumente al 53 por ciento el número de personas visibilizadas.

ENTRE EL 6 Y EL 8% DICE HABER SUFRIDO 'MOBBING'

Respecto a las situaciones de discriminación que recibe este colectivo en su entorno laboral, el 31% asegura haber sufrido bromas; el 25% comentarios; el 10% insultos; entre el 6 y el 8% 'mobbing'; y el 3% agresiones. Detrás de estas situaciones se encuentran los compañeros de trabajo, en el 25% de los casos; los jefes (18%); los directivos (17%); los subalternados (13%); y personal de recursos humanos (7%).

En cuanto a las soluciones que pueden aportar las empresas a esta situación, el 88% apuesta por un plan para la prevención del acoso a las personas LGTB; el 79% por un plan de igualdad que incluya explícitamente la diversidad LGTB; también el 79% por impartir formación y sensibilización sobre diversidad; y el 78% por utilizar un lenguaje inclusivo.

LOS SESGOS INCONSCIENTES Y LAS BROMAS PROVOCAN DISCRIMINACIÓN

Para el director general de Igualdad de Trato y Diversidad del Ministerio de la Presidencia, Ignacio Sola, la discriminación hacia el colectivo "se manifiesta en los sesgos inconscientes y en las bromas". En su opinión, "desafortunadamente" la discriminación basada en la identidad sexual "sigue manifestándose de una forma muy intensa en el ámbito laboral".

"Impedir que las personas se desarrollen de manera libre y natural redunda en su bienestar en el ámbito de trabajo, en la capacidad que tienen para desarrollar su talento", ha manifestado.

Asimismo, ha criticado que "el no poder mostrar a tu pareja te hace vivir cohibido" y que se diga que la homosexualidad "es cuestión del ámbito privado". "Estamos avanzando en la elaboración de un estudio de la situación sociolaboral de las personas transexuales en España", ha anunciado.

Por su parte, el director general de la Fundación IE, Geoffroy Gerard, ha apostado por la diversidad "como factor de innovación y crecimiento para los negocios". "El centro de diversidad del IE es muy activo en temas de inclusión. Cuantas más diferencias ahí, los alumnos tienen más pensamiento crítico y mejor tomas de decisión futuras", ha comentado.

Por último, la directora de Comunicación, Relaciones Institucionales y Sostenibilidad de CEOE, Carmen Alsina, ha defendido que la diversidad "es necesaria" para las empresas y ha hecho hincapié en la importancia de la "gestión del talento" y de la capacidad para "ser competitivos".

"No puedes aportar lo mejor si no existe una coherencia interior, una armonización interior y exterior. Jamás podremos ser competitivos si no tienes un equipo de personas que sean capaces de detectar unas necesidades y solo las tienes si tienes un equipo diverso", ha explicado Alsina.