Así lo ha puesto de manifiesto durante su intervención de clausura del acto institucional del Día de Castilla-La Mancha, donde ha insistido en su intención de "unir a la región en la defensa de sus derechos por el agua, un agua que es de todos en España, y por eso lo es también de los ciudadanos de esta región".

"Es algo a lo que no vamos a renunciar de ninguna manera", ha avisado García-Page, quien de esta manera da por "convocadas" al resto de fuerzas políticas de la región en torno a estos cuatro mimbres.

DEFENSA DE LAS AUTONOMÍAS

El presidente autonómico también ha dedicado palabras de su discurso a hacer una encendida defensa del Estado de las autonomías, las que son "las garantías de que todos tienen la misma oportunidad en derechos, libertados, servicios y financiación".

"Aspiramos a la misma igualdad. No hemos nacido para ser más, sino para evitar e impedir ser menos. Quiero mandar un mensaje en positivo sobre la base de que España se gobierna a sí misma en medio de una inmensa pluralidad", ha celebrado.

Por ello, ha reclamado "lealtad para las instituciones del Estado". "Ya está bien de interpretar la política en función del nivel de decibelios. Este es un país que no ha salido de las incertidumbres de la crisis pero que tiene derecho y obligación de hacerlo sin tardar. Necesitamos que haya una orquesta que funcione", ha afirmado.

Consulta aquí más noticias de Albacete.