Alicante.- Sucesos.- Tres detenidos por una pelea en Benejúzar en la que rompieron la clavícula a un policía local
Alicante.- Sucesos.- Tres detenidos por una pelea en Benejúzar en la que rompieron la clavícula a un policía local GUARDIA CIVIL

La Comandancia ha explicado que la investigación ha durado un año y ha sido "exhaustiva y complicada" debido a los pocos datos de partida con los que se contaba. Finalmente, todo ha concluido con la plena identificación, localización y detención de los presuntos participantes en la reyerta.

Los tres detenidos tienen 18, 23 y 30 años. El más joven se enfrenta a un delito de atentado contra agente de la autoridad y otro de lesiones, por supuestamente empujar y hacer caer al agente que se fracturó la clavícula. En el momento de los hechos era menor y su caso será abordado por Fiscalía de Menores.

El hombre de 23 años presuntamente huía de la policía y de quienes querían lincharle y terminó con la mandíbula rota; y el hombre de 30 años es quien supuestamente le provocó la fractura en la boca.

RELATO DE HECHOS

Los hechos se remontan a las 04.50 horas del 2 de junio de 2018, cuando agentes de la Policía Local de Benejúzar fueron requeridos por una pelea entre jóvenes en la zona ferial en el Polígono Industrial La Palmera.

Al percatarse de la presencia policial, uno de los implicados en la reyerta, que se encontraba bajo un gran estado de excitación y nerviosismo, emprendió la huída por lo que se inició una persecución a pie.

Sin embargo, un agente recibió un fuerte empujón, al parecer intencionado y por la espalda, acompañado de una zancadilla, que le desestabilizó y en la caída se fracturó la clavícula. Estuvo de baja 182 días. Tanto el agente agredido como a sus compañeros no pudieron identificar al autor, ya que se refugió entre la multitud.

A pesar de ello, se tenían indicios de que, posiblemente, pudiera tratarse de una persona relacionada con el joven al que perseguían ya se pretendía impedir la interceptación del huido.

Finalmente, el joven perseguido fue alcanzado por los agentes locales, quienes, además, le tuvieron que proteger para evitar el linchamiento de otro grupo de jóvenes.

Al parecer, todo empezó porque el huido había propinado un puñetazo en el ojo a otro joven y sus amigos querían vengarle. Estos jóvenes presuntamente alcanzaron al huido y empujaron a los policías a la voz de "matadlos, hay que matarlos", consiguiendo romperle la mandíbula de un puñetazo. El chico tuvo que pasar por el quirófano.

INVESTIGACIÓN

A raíz de estos hechos, la Guardia Civil de Jacarilla inició una investigación, durante casi un año, para tratar de identificar a todos los participantes en los hechos. Como resultado, se ha conseguido identificar, localizar y detener a tres hombres, españoles de 30, 23 y 18 años, como presuntos autores.

Al chico de 18 años le atribuyen la autoría del empujón y zancadilla al policía local. Le imputan un delito de atentado contra agente de la autoridad y otro de lesiones. El joven era menor de edad en el momento de la comisión de los hechos, por lo que su participación será juzgada por Fiscalía de Menores de Alicante.

Para el hombre de 23 años, que huyó de los agentes y posteriormente fue golpeado en la mandíbula, se le imputa un delito de lesiones. Mientras que el hombre de 30 años, el presunto autor del puñetazo en la mandíbula al otro joven, se le atribuye un delito de atentado contra agente de la autoridad y otro de lesiones. Los tres detenidos están en libertad con cargos, a la espera de juicio.

La Guardia Civil ha destacado la importancia de estas tres detenciones por la "grave alarma social" que causaron los hechos en la población. Entre los participantes, "parecía reinar una sensación de impunidad, especialmente sobre el autor del delito de atentado contra el agente de la autoridad", ha indicado.

Consulta aquí más noticias de Alicante.