Farmacia
Imagen de archivo de una farmacia. EUROPA PRESS - Archivo

La Federación de Asociaciones de Farmacias de Cataluña (FEFAC) ha cuestionado el "rigor" del estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios, que ha pedido retirar dos cremas solares por ofrecer menor protección de la anunciada y ha dicho que la OCU pretende "hacer ruido mediático con intereses desconocidos".

La Agencia Española del Medicamento del Ministerio de Sanidad solicitó ayer a la OCU el estudio completo sobre cremas solares que ha hecho y por el que pidió la retirada de Isdin Fotoprotector Pediatrics Transparent Spray SPF 50+ y Babaria Infantil Spray Protector SPF 50+, por ofrecer, según ellos, menor protección de la prometida, de 15 en el caso de Isdin y de 30 en el del Babaria.

En un comunicado emitido este viernes, las farmacias catalanas alegan que el estudio de la OCU "no se ha hecho público, se desconocen sus características e ignora las garantías que el fabricante aporta".

"El estilo de informe de la OCU no es novedoso, por su periodicidad, frecuencia y orientación, habitualmente dirigido contra la farmacia y los productos que aconsejan profesionales de la salud, los farmacéuticos y sus equipos, también acreditados", critica la FEFAC.

Los farmacéuticos catalanes dicen que "no poder contrastar los estudios que Isdin pone a disposición con el análisis de la OCU, que se niega a facilitar el suyo y además sobre un producto de protección infantil, nos lleva a esperar la valoración de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps)".

También invitan a "poner en su justo valor hechos incontestables como la credibilidad, rigurosidad y capacidad de investigación e innovación de un laboratorio (Isdin) que es uno de los líderes en fotoprotección".

Los farmacéuticos defienden la "calidad demostrable de un laboratorio responsable y riguroso, más una distribución bajo control farmacéutico, que garantiza su correcta conservación, siendo el farmacéutico quien recomienda el producto ideal a cada persona en función de sus necesidades personales y aconseja sobre el correcto uso del mismo".

"La falta de rigor en el uso de un estudio, transparencia de la OCU, orientación y reiteración de sus informes, nos lleva a la conclusión de que lo que muy probablemente se pretende es hacer ruido mediático con intereses desconocidos", critica.