Serrano ha asistido a un stand en la sede de la delegación destinado a empleados y a la población general para mejorar el grado de conocimiento sobre la importancia de evitar el consumo de tabaco, tanto activo como pasivo. "Hay que concienciar de los efectos nocivos del cigarrillo para los consumidores y para quienes tengan cerca. Es un problema de salud pública que queremos combatir", ha dicho la delegada.

Así, se ha ofrecido información sobre los recursos públicos existentes en el sistema sanitario para ayudar a la deshabituación tabáquica, tales como la línea telefónica gratuita Quit Line (900 850 300), a la que casi 3.5000 sevillanos han llamado para dejar de fumar desde su puesta en marcha; la plataforma on line 'Ventana abierta a las familias'; Salud Responde y los consejos antitabáquicos en las consultas médicas.

Igualmente, se ha ofrecido a cada persona que se acerque al stand la realización de una cooximetría, una técnica se determina el monóxido de carbono (CO) en aire espirado, según informa la Junta en un comunicado. Así, señala que el CO es uno de los productos resultantes de la combustión del tabaco, por lo que existe una relación directa entre el número de cigarrillos consumidos y sus niveles en el aire espirado por el fumador, aunque también influyen otros procesos como el humo de automóviles.

En cuanto al cumplimiento de la normativa sobre tabaco en lugares públicos, los inspectores de salud en Sevilla han realizado más de 16.000 actuaciones en el primer trimestre del año. En concreto, fueron 221 las denuncias tramitadas durante 2018 en la Delegación Territorial, se iniciaron 72 expedientes sancionadores, siendo resueltos 42 con una cuantía de 34.520 euros.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.