Según ha informado la portavoz del Gobierno de La Rioja, Begoña Martínez Arregui, Aidisa recibirá 320.000 euros para el sostenimiento del Centro de la Industria Cárnica (CTIC) en Alesón, y el Centro de Innovación y Tecnología Alimentaria (CITA) en Calahorra, mientras que Asochamp percibirá160.000 euros para su plan de actividad en el Centro de lnvestigación del Champiñón (CTICH).

El Gobierno de La Rioja entiende que el trabajo desarrollado por ambos organismos "contribuye a fortalecer la competitividad y el crecimiento de nuestra industria agroalimentaria, así como la adaptación a los nuevos mercados de las empresas del sector riojano", ha subrayado la portavoz gubernamental.

En la actualidad, Aidisa agrupa 68 empresas y entidades pertenecientes a los sectores cárnico y conservero tiene como objetivo principal la promoción de actividades de I+D+i que permitan satisfacer la demanda del consumidor con nuevos productos y alimentos más saludables y naturales, que mejoren su calidad y conservación, al tiempo que contribuyen a la reducción de costes empresariales y a la sostenibilidad.

Aidisa gestiona los Centros Tecnológicos Alimentarios CTIC-CITA, dedicados a los productos cárnicos y hortofrutícolas, que cuentan con instalaciones y personal técnico para el desarrollo de nuevos productos y la simulación de procesos industriales, el análisis de muestras y la formación, entre otros servicios.

Por su parte, Asochamp trabaja desde 1988 en la mejora y la potenciación de la producción del champiñón, la promoción de la modernización de las estructuras empresariales del sector, la prestación de servicios a los asociados y la realización de estudios y proyectos de investigación. El cultivo del champiñón es el segundo sector agrario más importante en La Rioja, por detrás de la vid.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.