28A.- La participación en Euskadi sube 8,7 puntos, hasta el 60,05%, a las 18.00 horas
28A.- La participación en Euskadi sube 8,7 puntos, hasta el 60,05%, a las 18.00 horas EUROPA PRESS - Archivo

El 78% de la población vasca califica de "positivos" los resultados electorales a Juntas Generales en su Territorio Histórico y un 12% negativamente, mientras que, en el caso de los comicios municipales, un 76% de los vascos valora positivamente los resultados en su municipio y un 14% negativamente.

Estos datos se desprenden de un sondeo postelectoral elaborado por el Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno Vasco. En total se realizaron 880 entrevistas telefónicas en Euskadi entre los días 27 y 28 d emayo.

En relación a las elecciones forales, los temas más importantes a la hora de decidir el voto han sido los temas del territorio histórico (42%) y los temas de Euskadi (41%); y en mucha menor medida los temas de España (5%). Otro 5% afirma que le han influido los tres ámbitos por igual.

En cuanto al momento de la decisión de participación y voto, ocho de cada diez personas que votaron (83%) tenían decidido hacerlo antes del comienzo de la campaña electoral, un 11% tomó la decisión durante la campaña, un 1% durante la jornada de reflexión y un 4% el mismo día de las elecciones.

El porcentaje de quienes habían tomado su decisión antes del inicio de la campaña es superior al de las elecciones forales de 2011 y 2015 (cuando fueron un 79% y un 67%, respectivamente).

Las diferencias respecto al momento de la decisión de participar o no son notables entre quienes han acudido a votar y quiénes no lo han hecho. El 54% de los abstencionistas tenía la decisión adoptada antes del comienzo de la campaña electoral, un 14% lo decidió durante la campaña, un 3% durante la jornada de reflexión y un 19% el mismo día de las elecciones.

Un 77% de quienes acudieron a votar emitieron su voto convencidos, un 11% lo hicieron con ciertas dudas, y un 12% porque era la opción menos mala.

Por otro lado, más de nueve de cada diez de los votantes se muestran conformes con su comportamiento electoral el día de las elecciones, el 95%; en cambio, un 2% preferiría haber votado a otro partido. Sin embargo, entre los abstencionistas un 11% preferiría haber acudido a votar, un 21% no sabe o no contesta y son un 68% quienes están conformes con su comportamiento.

Un 78% de la población considera positivos los resultados electorales a Juntas Generales en su Territorio Histórico y un 12% negativamente. La valoración negativa asciende hasta el 25% en el grupo de edad de 18 a 29 años.

La satisfacción con los datos del pasado 26 de mayo en los territorios históricos mejora en gran medida respecto a las elecciones de 2011, comicios en los que un 48% calificó de positivo o muy positivo el resultado surgido de las urnas y un 19% negativa o muy negativamente.

ELECCIONES MUNICIPALES

En relación a las elecciones municipales, un 76% de la poblaciónvalora positivamente los resultados de estas elecciones en su municipio y un 14% negativamente. Nuevamente el colectivo con la valoración más negativa es la juventud (un 26% los valora negativamente).

Si se compara con 2011, el grado de satisfacción con los resultados en los pasados comicios refleja un importante ascenso del 28% entre quienes creen positivos o muy positivos los datos. Además, descienden los descontentos ya que, hace ocho años, un 20% veía más bien negativo o muy negativamente el resultado.

A la hora de decidir el voto lo principal han sido los temas del municipio (67%), después los temas de Euskadi (21%) y sólo un 2% ha tenido en cuenta los temas de España. Un 4% afirma haber tenido en cuenta los tres ámbitos por igual.

Casi nueve de cada diez personas que votaron (87%) tenían decidido hacerlo antes del comienzo de la campaña electoral, un 8% tomó la decisión durante la campaña, un 1% durante la jornada de reflexión y un 4% el mismo día de las elecciones. El porcentaje de quienes habían tomado su decisión antes del inicio de la campaña es superior a la de las elecciones municipales de 2011 y 2015 (cuando fueron un 79% y un 68%, respectivamente).

Al igual que en las elecciones forales, las diferencias respecto al momento de la decisión de participar o no son notables entre quienes han acudido a votar y quienes no lo han hecho. El 57% de los abstencionistas tenían la decisión adoptada antes del comienzo de la campaña electoral, un 16% lo decidió durante la campaña, un 2% durante la jornada de reflexión y un 22% el mismo día de las elecciones.

Un 69% de quienes acudieron a votar emitieron su voto convencidos, un 13% lo hicieron con ciertas dudas, y un 17% porque era la opción menos mala.

Por otro lado, el 95% de los votantes se muestra también conforme con su comportamiento electoral en las Elecciones Municipales y sólo un 1% preferiría haber votado a otro partido. Además, entre los abstencionistas la mayoría, 82%, está conforme con no haber acudido a votar y un 10% preferiría haber acudido.

INTERÉS POR LAS ELECCIONES

Por otra parte, un 72% de la población afirma haber tenido mucho o bastante interés en las elecciones celebradas el pasado 26 de mayo y ese interés ha sido notablemente más alto que el mostrado en las anteriores comicios municipales y forales de 2015 (56%) y algo inferior al interés mostrado por las elecciones generales 2019, que fue de un 79%.

Un 71% de los encuestados ha seguido la campaña electoral al menos dos o tres días a la semana a través de la televisión, un 54% a través de los periódicos y un 36% a través de la radio.

El porcentaje de la ciudadanía que ha seguido la información sobre la campaña a través de Internet o las redes sociales es del 40%, un porcentaje asciende hasta el 72% entre la juventud, siendo el medio de información más utilizado en este grupo de edad.

Por otra parte, estas elecciones han sido tema de conversación, habitualmente o de vez en cuando, con la familia para un 69%, con las amistades para un 55% y con los compañeros de trabajo o estudio para un 39%; lo han sido aún en mayor medida para la población de entre 18 y 29 años (77% y 71%, respectivamente, con la familia y las amistades).

El sondeo también señala que un 68% de la población ha leído el programa o la propaganda electoral de algún partido; un 64% ha visto o leído entrevistas o debates de algún candidato durante la campaña y, por último, un 10% ha asistido a reuniones o mítines.

La lectura de los programas o de la propaganda electoral ha ascendido respecto a las elecciones municipales y forales del 2011 y los comicios generales de 2019, ya que en ambos casos fue un 56%.

Por otra parte, un 45% de la población ha tenido conocimiento de los sondeos preelectorales y un 54% afirma que no. Un 29% cree que estas encuestas han influido mucho o bastante en la decisión final de los electores, un 26% poco y otro 26% nada.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.