Thor y su diosa
El actor australiano Chris Hemsworth (Thor) y su esposa, la actriz española Elsa Pataky, posan a su llegada al estreno de la película 'Vengadores: Endgame', en el Centro de Convenciones de Los Ángeles, California (Estados Unidos). Etienne Laurent / EFE

Aunque el matrimonio de Chris Hemsworth y Elsa Pataky es uno de los más sólidos de Hollywood, no está exento de desafíos como los de cualquier relación. Ahora mismo, el actor se encuentra promocionando la tercera entrega de Men in Black, mientras la española está en Byron Bay (Australia) con sus tres hijos.

Ver esta publicación en Instagram

Hanging out with the locals! Pasando el tiempo con los locales! #mermaids @chrishemsworth

Una publicación compartida de Elsa Pataky (@elsapatakyconfidential) el24 Ene, 2019 a las 8:50 PST

"El desafío siempre es tratar de encontrar el equilibrio entre trabajar y estar con la familia", dice el australiano que lleva casado nueve años con Pataky. "Creo que eso es aplicable a cualquiera que tenga que viajar tanto", añade en su entrevista con News.com.

En cuanto a los retos del día a día, señala: "Puedo ser muy cabezón, y ella también, y es probablemente donde tendemos a chocar de vez en cuando". Y añade: "Pero lo hemos hecho bastante bien para seguir adelante, teniendo en cuenta todo. Los dos tenemos opiniones firmes y mucho entusiasmo por lo que creemos".

"¿Qué le molesta a Elsa de mí?", dice el actor, mientras se ríe y repite la pregunta en voz alta. "Si le haces a ella esa pregunta te dará una larga lista de cosas. Probablemente si surfeo más de la cuenta o cuando salgo a veces y llego un poco tarde... ¡Pero eso es por culpa del tráfico!" Y viceversa, "¿qué me molesta de ella?" Llegados a este punto, Chris sigue bromeando y contesta: "Por si Elsa está leyendo esto, 'no me molesta nada de ella'". Se inclina hacia adelante y le susurra al periodista: "Tengo que asegurarme de conservar mi lado en la cama cuando vuelva a casa".

Precisamente, el protagonista de Thor habló sobre la nueva casa que se está construyendo que podría estar valorada en unos 23 millones de dólares y cuyas obras están casi terminando. "Sí, llevamos un tiempo con las obras de la nueva casa, pero eso siempre es divertido, ¿no?", comenta entre risas. "Ha sido interesante decidir sobre tapizados, sillones y cosas que nunca pensé que me interesarían", explica.

El matrimonio ha aguantado de manera estoica a las obras. "La gran mayoría de los divorcios ocurren durante la construcción de una casa, así que estoy agradecido de que hayamos sobrevivido a eso", prosigue el actor con las bromas.

Cuando a Elsa Pataky se le ha preguntado sobre su matrimonio, reconoce que "no es perfecto", pero que han sabido "adaptarse" a los defectos de cada uno. "Chris siempre dice que cuando empiezo a hablar en español y saco mi carácter latino, él se retira”, comentaba la actriz entre risas durante una entrevista que le hicieron hace unos años.