El Instituto Navarro de Estadística ha explicado que, teniendo en cuenta que la Semana Santa este año se ha celebrado en abril, mientras que en 2018 tuvo lugar entre marzo y abril, es adecuado analizar el periodo agregado marzo-abril, en el que las pernoctaciones crecen un 2,8%.

En abril, el número de viajeros alojados se incrementa un 15,7%, hasta alcanzar los 33.804. Los residentes aumentan un 24,4% y los no residentes descienden un 16,6%. La estancia media es de 3,2 pernoctaciones y crece un 21,9% respecto a abril de 2018.

Por tipo de alojamiento, el número de viajeros alojados se incrementa un 62,8% en acampamentos y un 8,1% en turismo rural, mientras que se desciende un 7,3% en albergues y un 15,1% en apartamentos.

En lo que va de año (enero-abril), las pernoctaciones en la Comunidad foral se mantienen respecto al mismo periodo de 2018, las de residentes aumentan un 2,8% y las de no residentes bajan un 18,9%.

En total se alojan 74.057 turistas en el periodo acumulado enero-abril, un 7% menos que en el mismo periodo del año anterior. Los residentes bajan un 6,7% y los no residentes un 9%.

La estancia media crece un 7,5% respecto a 2018, hasta situarse en 2,9 pernoctaciones por viajero.

Por tipo de alojamiento, el número de viajeros se incrementa un 30,9% en campings, mientras que descienden un 1,5% en turismo rural, un 17,5% en apartamentos y un 54,4% en albergues.

Consulta aquí más noticias de Navarra.