¡Que no te estafen! Consejos antes de alquilar un apartamento o casa de vacaciones
Alquilar un apartamento se ha convertido en una alternativa más económica que el hotel.  Pixabay

A la hora de preparar un viaje, uno de los principales quebraderos de cabeza es encontrar alojamiento. Queremos que esté en un lugar accesible, que sea cómodo, limpio, que tenga algunos extras… y nos ponemos a buscar por internet. Al hacerlo, debemos ser conscientes de los riesgos que esta acción puede entrañar y estar informados para poder evitarlos.

No solo es factible que nos timen a la hora de reservar alojamiento, existen una serie de estafas que todo viajero debe conocer para evitar y conseguir que todos sus viajes tengan un final feliz. A pesar de que esto puede pasar, la tónica general es que todo funcione perfectamente y, por eso, no es necesario renunciar a vivir experiencias viajando para sentirse más seguro. Con estar informado y seguir unas pautas a la hora de reservar online es suficiente:

1.- Página web segura. No reserves un hotel o apartamento en la primera web que se te abra, usa un portal con una buena reputación y cierto rodaje a la hora de buscar alojamiento, de hecho una página web de anuncios reconocida y con trayectoria aporta más seguridad que contactar directamente con el propietario, ya que estos portales hacen de intermediarios y tienden a pedirles documentación como la escritura de la propiedad o facturas y la copia del DNI o pasaporte del propietario.

2.- Descripción del alojamiento. Comprueba lo que incluye y lo que supone un extra, así como las tasas de reserva y depósito. Fíjate también en los términos y condiciones de pago y asegúrate de que el propietario las cumple.

3.- Opiniones. Haz una búsqueda en Google y lee lo que la gente comenta al respecto de este hotel o apartamento. Si hay comentarios demasiado positivos o demasiado negativos, descártalos a la hora de hacer una media, pues puede que hayan sido escritos por inquina o por el propio propietario (a no ser que todos sean de ese tipo). Desconfía de aquellos lugares que llevan mucho tiempo colgados y solo tienen una o dos opiniones.

4.- Contacto personal. Aunque no hagas el primer contacto directamente con el propietario, llegados a este punto de interés por su oferta es bueno contactar con él, de esta forma evitamos sufrir una estafa por phishing o suplantación de identidad. Lo más seguro es descolgar el teléfono y consultar todas las posibles dudas de viva voz.

5.- Exigir un contrato de reserva. Está muy bien apalabrar las cosas de viva voz, pero un contrato te dará unas garantías y una seguridad que no conseguirás de ninguna otra forma. Pídelo antes de efectuar ningún pago y asegúrate de que los términos y condiciones están ok.