Estudiante bioinformática contra el parkinson
En tres días han recaudado más de 5.000 euros a través del crowdfunding. Tamara Adrover

Tamara Adover, una estudiante de primero de bioinformática de la Universidad Pompeu Fabra, ha tenido una idea que podría ser de gran ayuda contra el párkinson, una enfermedad que afecta a unos 150.000 españoles: se propuso crear un dispositivo capaz de detectarlo a través del análisis de las toxinas de la saliva y las lágrimas.

"La idea surgió hace varios meses después de leer un publicación científica sobre el tema, tengo un familiar muy cercano con parkinson y me llamó la atención", comenta a 20minutos.es. Tamara, a sus 18 años, fue becada por la Universidad de Berkeley (California, EE UU) para desarrollar un prototipo en Silicon Valley. El único inconveniente era que el dinero de la beca no le daba para el viaje y para afrontar los gastos de alojamiento y los vuelos.

En plenos exámenes, la joven decidió centrarse en los estudios y dejar el tema a un lado, cosa que no hizo su mejor amigo, Marco Patiño, que decidió impulsar un crowdfunding para recaudar los 3.200 euros que su amiga necesitaba para irse a Estados Unidos. La acogida ha sido tal que en tan solo tres días no solo recaudaron la cantidad necesaria... sino que consiguieron más de 5.000 euros.

"Estoy extremadamente agradecida a cada persona que ha participado, en especial a mi familia, a la de Marco, y por supuesto a él", dice emocionada al saber que tiene el dinero para desarrollar su proyecto: una idea que asegura que es "muy genérica", pero que supone un gran avance en el diagnóstico de la enfermedad.

Y es que lo que ella considera "genérico" y sobre lo que insiste no estar al 100% segura de que salga adelante, le ha valido para entrar el programa Tremp Camp-un programa para emprendedores al que se presentaron 30.000 personas. "No lo conocía hasta que vi un cartel en la universidad. Era una buena oportunidad y lo intenté por ver qué pasaba", explica.

La joven gallega no se esperaba la repercusión mediática que está teniendo y confiesa que estar "asimilando un poco todo". Al preguntarle sobre los más de 2.000 euros sobrantes del crowdfunding, responde: "No lo tengo muy claro todavía, me planteo donarlo a alguna asociación relacionada con el párkinson o invertirlo en proyectos de este estilo".