26M.- El exalcalde popular de Espartinas admite el "obstáculo" del "daño" causado por el PP y pide "un gesto"

  • ESPARTINAS (SEVILLA), 30 (EUROPA PRESS)
Villalobos y Domingo Salado
Villalobos y Domingo Salado
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN DE SEVILLA - Archivo

El exalcalde popular de Espartinas (Sevilla) y candidato a la Alcaldía de dicha localidad por el Grupo Independiente de Espartinas (GIES), Domingo Salado, ha reconocido que el "daño" sufrido personalmente como consecuencia del conflicto interno saldado con su salida de las filas del PP constituye "un obstáculo", para que los dos concejales logrados por su nueva formación participen en el gobierno alternativo que promueven los populares frente a la mayoría simple obtenida por el PSOE en estas últimas elecciones municipales.

En declaraciones a Europa Press, Domingo Salado ha admitido que el resultado de los comicios locales dibuja un escenario "muy complicado" en Espartinas, pues tras el anterior y convulso mandato, el nuevo pleno pasa de cinco a siete fuerzas con representación política, con el PSOE como fuerza más votada pero sólo cinco concejales de un total de 17. A partir de ahí, el PP cae de cinco a cuatro concejales, frente a dos de Vox, dos de Adelante, dos del Grupo independiente de Domingo Salado, uno de Cs tras haber contado con seis en el último mandato, y uno de Vecinos por Espartinas.

Y mientras la candidata socialista a la Alcaldía, Cristina Los Arcos, cuya lista ha sido la más votada en la localidad, busca "una mayoría de consenso" para formar gobierno y la aspirante del PP, María Helena Romero, propone un gobierno alternativo liderado por el PP "como partido más votado del centro-derecha", Domingo Salado ha señalado que la aritmética política ha derivado en una situación en la que su grupo independiente hace "falta tanto al PP como al PSOE".

Al respecto, y después de que Salado abandonase las filas del PP en mayo de 2018 denunciando la "manera oscura, manipuladora y nada participativa" en la que María Helena Romero había sido proclamada como nueva candidata, es decir a "dedo de la presidenta provincial", Virginia Pérez, el exalcalde popular ha reconocido que el "daño" sufrido a manos del PP durante aquella etapa constituye "un obstáculo" para que él anime a los miembros de su grupo independiente a participar de una coalición con el PP de María Helena Romero.

Rememorando sus más de "30 años" de "trabajo duro" en el PP, Domingo Salado ha avisado de que es difícil digerir que tras "tanto trabajo honrado" por el partido y por el municipio el PP decidiese que "quien vale es otra persona", sin el debido proceso orgánico siquiera. "A mí me han hecho mucho daño. En las redes sociales me han machacado", ha lamentado, insistiendo en la situación vivida personalmente en 2018 tras "tantos años trabajando" para el PP.

Al respecto, ha revelado que este mismo jueves le ha visitado el secretario general del PP sevillano, Juan de la Rosa, a quien ha definido como "un interlocutor estupendo". Empero, ha manifestado que para conseguir un acercamiento él necesitaría "un gesto importante" por parte de la propia Virginia Pérez, quien a su juicio debería admitir que el partido ha cometido "una equivocación" con él. Del mismo modo, ha pedido "humildad" a la candidata popular, al objeto de que contacte "directamente" con él.

"Estoy en una balanza en la que no sé hacia donde inclinarme", ha reconocido, exponiendo que personalmente no es partidario de apoyar al PSOE y le cuesta "mucho" pensar en tal opción, pero en estos momentos se está "planteando qué hacer". Así las cosas, y recordando que el Grupo Independiente de Espartinas es una formación "plural" con miembros de diversas sensibilidades, ha explicado que su organización celebrará esta noche un encuentro para "analizar minuciosamente" la situación. En cualquier caso, ha defendido que su decisión siempre responderá a la búsqueda de "lo mejor por y para Espartinas".

ESPARTINAS TRAS EL ÚLTIMO MANDATO

El mandato ahora agotado comenzó en Espartinas con un gobierno de Ciudadanos en franca minoría tras haber superado en votos y ediles al PP, con José María Fernández como primer edil. No obstante, Fernández renunció a la Alcaldía al resultar imputado tras una denuncia del PP, siendo relevado por Olga Hervás. Fernández, eso sí, continuó como concejal dentro del Gobierno local y el pasado mes de febrero de 2018 la mencionada denuncia fue archivada, quedando así libre de cargos.

Además, Ciudadanos sufrió también las renuncias a sus actas de varios de sus concejales y como consecuencia de sus conflictos internos, fueron expulsados de las filas del partido Olga Hervás e Iván Gómez, a cuenta del conflicto protagonizado por ambos después de que Hervás se reincorporase a la Alcaldía tras varios meses de baja en los que Gómez ejerció como primer edil accidental. A cuenta de ello, los concejales de Ciudadanos José María Fernández, Araceli Pila y Carmen Álvarez se desligaron del partido y se alinearon con la alcaldesa como ediles no adscritos, tras lo cual Iván Gómez renunció a su acta de concejal y José María Fernández acabó renunciando a sus competencias de gobierno por diferencias con Hervás.

El escenario político municipal sufrió también la ruptura del acuerdo de gobierno que Ciudadanos y el PSOE mantuvieron durante un tramo del mandato.

El PP, de su lado, sufrió las renuncias a su acta de concejal de Javier Jiménez, quien fuera primer teniente de alcalde durante la etapa del popular Domingo Salado como primer edil, y de Minerva Salas como consecuencia de supuestas "discrepancias" con la concejal María Elena Romero, actual candidata a la Alcaldía. Además, el exalcalde Domingo Salado y el concejal Juan Pedro Corrales se desligaron del Grupo popular para seguir en el Ayuntamiento como ediles no adscritos.

Respecto al PSOE, ha sufrido las escisiones de dos de sus ediles y las renuncias de otros dos, con lo que el Ayuntamiento de Espartinas ha acabado el mandato con ocho concejales declarados no adscritos procedentes de Cs, el PP y el PSOE, entre ellos la alcaldesa y las dos ediles que la han acompañado en el Gobierno local en el último tramo del mandato.

Con este escenario, en Espartinas concurren a las elecciones municipales la candidatura del PSOE, con Cristina Arcos de candidata; la del PP con María Elena Romero; Adelante/IU con José María Calado; Vox con Rafael Pablo García; Cs con su senador Ángel Mayo; el Grupo Independiente de Espartinas con el exalcalde del PP Domingo Salado como candidato; Vecinos por Espartinas con Rosario de Andrés de Yrazazábal como candidata; Cien por Cien Andaluces con Rosario Sollero y Conexión Espartinas con Araceli Esperanza Pila, una de las ediles escindidas de Cs que ha gobernado hasta el final con Olga Hervás.

Dado el caso, las elecciones municipales se han saldado en esta localidad con el PSOE como fuerza más votada subiendo de cuatro a cinco ediles, mientras el PP cae de cinco a cuatro concejales pero conserva la segunda posición, Vox irrumpe como tercera fuerza con dos ediles, Adelante es la cuarta con otros dos, el Grupo Independiente de Espartinas (GIES) del exalcalde popular Domingo Salado logra también dos concejales, Cs se hunde de seis a un concejal y Vecinos por Espartinas logra el único edil con el que contaba.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento