Demodex folliculorum
Demodex folliculorum. NPR / California Academy of Sciences

Por muchos es sabido que varios seres microscópicos habitan en nuestra piel. Uno de ellos es el Demodex folliculorum, uno de los dos ácaros que viven en los orificios de nuestra piel, junto con al D. brevis, que prefiere las glándulas sebáceas. Sobre el Demodex ha realizado un interesante artículo NPR, en el que se recuerdan las curiosas costumbres de este diminuto ser, de apenas 0,3 milímetros de tamaño.

La biología no los considera simbiontes, ya que por el momento no se conoce que nos aporten ningún beneficio. Tampoco lo contrario, salvo en casos de infestación grave. Por eso, es interesante saber qué hacen exactamente estos habitantes de nuestra piel, semejantes a una lombriz y que comparten línea evolutiva con las garrapatas y arañas, según Nature.

Los ácaros Demodex se alimentan del aceite que sirve, por ejemplo, para mantener hidratado nuestro rostro. Este aceite se genera en glándulas cercanas a los folículos pilosos. Es en esas zonas, en los poros, donde el Demodex suele permanecer escondido durante el día, aprovechando la noche, mientras duermes, para salir a la superficie y aparearse en tu cara.

No es casualidad que puedan encontrarse en más cantidad en unas zonas que en otras y que la cara sea una de esas zonas. La razón es que son los poros con más grasa lo que más atraen a estos diminutos ácaros. De esta forma, lo normal es que se concentren en mayor número en nariz, frente o las mejillas.

Como curiosidad, también es importante saber que no son seres que defequen sobre nuestra piel, ya que guardan sus heces en su interior durante toda su vida, que suele alargarse durante unas dos semanas.

Un estudio publicado en 2014 en Plos One y realizado por científicos de la de la Academia de Ciencias de California y otras instituciones confirmó que, aunque es difícil encontrarlos en la piel de un bebé, sí que se puede concluir que el Demodex habita en el 100% de la piel (especialmente en el rostro) de los humanos mayores de 18 años.