Luis Gordillo juega con la construcción y destrucción de la imagen en el Centre del Carme de València

  • La pintura y la fotografía sobre el lienzo, la construcción, destrucción y repetición de la imagen y, en definitiva, el juego en la indagación sobre el color, la seriación y la copia de una misma imagen de manera casi obsesiva son los ejes centrales de la obra que Luis Gordillo presenta en el Centre del Carme de València en la exposición 'Fotoalimentación'.
Cultura.- Luis Gordillo juega con la construcción y destrucción de la imagen en el Centre del Carme de València
Cultura.- Luis Gordillo juega con la construcción y destrucción de la imagen en el Centre del Carme de València
EUROPA PRESS

Esta muestra, que llega al centro valenciano tras su paso por el Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (MACA) y que puede verse hasta el mes de septiembre, presenta al Gordillo (Sevilla, 1934) más cercano a la fotografía y se centra básicamente en su obra de los años 70, aunque también incluye alguna obra de este siglo que muestra la evolución de su trabajo.

En la presentación, el director del Centre del Carme, José Luis Pérez Pont, ha destacado que hacía 25 años que Gordillo no exponía en la Comunitat Valenciana y ha subrayado el "privilegio" de poder volver a observar su obra, un "experimento con el que alimenta su práctica pictórica".

La comisaria de la muestra, la conservadora del MACA, Rosa María Castells, ha destacado el carácter circular de la obra de Gordillo, con la pintura alimentando la fotografía y esta alimentando nuevamente la pintura, dando lugar a esa "fotoalimentación" que da nombre a la propuesta expositiva. Además, el trabajo va siempre encaminado a reproducir la imagen, por cualquier medio, "casi hasta el infinito".

En un recorrido por la exposición, el propio artista ha ido recordando sus orígenes, sus primeros impulsos creativos y la obsesión por el color utilizado de forma violenta, complementado con el blanco y negro.

Es el caso de 'Baño Dúplex' o 'El Andarín Cabezón Dúplex', en los que se evidencia la apuesta por el color con una versión en blanco y negro. Estas obras permitieron al artista alumbrar fotografías detalle de la cara que plasma en series, en las que se repiten una y otra vez. El 'Trío gris y vinagre', con sus 'desviaciones fotográficas', o 'Veloz Iscariote' son otras de las obras que el visitante podrá contemplar en el Centre del Carme.

"Cuando contrapuse color con monocromo descubrí algo nuevo, no sé exactamente qué pero dio un chispazo histórico", ha aseverado el artista, que opta por repetir cabezas y caras como parte más representativa del cuerpo. También lo sería el sexo, ha indicado, pero "es más polémico de representar".

El collage está presente en la obra más reciente que acoge la muestra (2003) y también en 'Secuencias edipianas' fruto de un trabajo de cortar y pegar, ha reconocido, fotografías en las que incluso él mismo sale. Según ha reconocido, para él fue "un juego" y no era muy consciente de lo que estaba haciendo pero se divertía y mucho creando.

A lo largo de toda su obra, Gordillo indaga sobre la construcción, reconstrucción y destrucción de la imagen, con técnicas de transformación como la fotografía pero también la imprenta, la fotocopia y el collage. A través de esas técnicas adopta modos del arte óptico y constructivista como la seriación, la repetición, las variantes y diferencias entre lo casi idéntico que le permiten desdoblar, simultanear y copiar una misma imagen.

Trabajando con el negativo y el positivo de la imagen, superpuestos o a veces ligeramente desplazados, y también descompuestos en los cuatro colores de la cuatricromía, Gordillo convierte las imágenes resultantes en "esquizoides", un estilo singular empapado de melancolía irónica en parte influenciado por su larga practica psicoanalítica.

Además, en su afán coleccionista, acumula tanto objetos banales de la cultura popular como imágenes de la prensa haciendo una amplia radiografía de la realidad: de todo ello se decantan imágenes de carácter psicodélico a veces cercanas al pop.

La exposición muestra dos etapas con claras diferencias: una primera con el trabajo fotográfico de los 70, casi en su totalidad en blanco y negro y otra posterior donde ya aparece el color y la utilización de la nueva tecnología digital que le abre a Gordillo un campo casi infinito a la experimentación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento