Tabaco
Dejar de fumar "es la mejor decisión", según los expertos. BERBES

El número de personas fumadoras ha aumentado un 3% en el último año en la Comunitat Valenciana y se sitúa en el 28% del total de la población, cuatro puntos por encima de la media española. Pese a la evolución "claramente descendente" de los últimos 25 años, acelerada con la aprobación de la llamada ley antitabaco y de su posterior reforma, se ha producido un leve repunte como consecuencia de una "relajación" en el cumplimiento de esta norma y de una reducción de las multas.

Así lo ha explicado este miércoles el coordinador del grupo de tabaquismo de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria (Svmfic), Joan Antoni Ribera, en la presentación en el Colegio de Médicos de València de la XX Semana sin humo de la Comunitat Valenciana, una iniciativa desarrollada en el marco del Día Mundial sin Tabaco que se celebra este viernes 31 de mayo.

Una encuesta realizada por la sociedad científica a 300 usuarios de centros de salud valencianos radiografía el momento actual del consumo de tabaco. Por ejemplo, además del mencionado 28% de fumadores diarios y esporádicos, el 46,1% se declara no fumador, y el 25,9% exfumador. El estudio arroja un perfil mayoritario de persona fumadora que se corresponde con el de una mujer de 42,8 años que se inició en el tabaco a los 17 y que consume diariamente unos 10 cigarrillos al día.

La situación es "preocupante, sobre todo respecto a los más jóvenes", afirma Ribera. "Entendemos que los esfuerzos deben orientarse a la educación y la prevención del inicio del consumo, que según los datos de la última encuesta escolar se sitúa entre los 12 y 13 años", añade. La proporción es mayor en las chicas adolescentes (30,6%) que en los chicos de este grupo de edad (27,5%).

Actualmente en España mueren al año unas 60.000 personas a causa del tabaquismo activo, 6.000 de ellas en la Comunitat Valenciana. "Podríamos decir que el tabaco es el asesino de 500 valencianos al mes", explica gráficamente el experto en tabaquismo.

Además, en el 90% de los cánceres de pulmón "el responsable directo es el tabaco", así como en el 83% de los de laringe. Para los fumadores, el riesgo de enfermedad coronaria se multiplica por dos, y el 55% de los accidentes cerebrovasculares son achacables directamente al tabaco. "O lo que es lo mismo, si se dejase de fumar, desaparecerían el 90% de los cánceres de pulmón", afirma Ribera, con las consecuencias sanitarias y económicas "enormes" que esto tendría.

Por otro lado, dejar de fumar "es una de las mejores decisiones que puede tomar una persona con respecto a su salud y la de los que le rodean". En los casos de éxito, la experiencia debe ser compartida "con otros fumadores para que también hagan un intento por dejarlo".

Año tras año, desde la implantación de la ley antitabaco, "los fumadores que han intentado dejar de fumar han en aumento", añade el doctor. En este sentido, a lo largo de la serie histórica de estas encuestas, los datos de la Comunitat Valenciana son "muy alentadores", ya que se ha pasado de un 25% de personales que lo intentaban en 2009 a un 64,4% en 2018.

Los sanitarios piden ampliar el veto al humo en más espacios y subir los precios

Las peticiones de los facultativos, que se han visto reforzadas en la encuesta por parte de los pacientes, pasan por el cumplimiento de la ley antitabaco, sobre todo en las terrazas de bares y restaurantes, por ganar espacios sin humo, por subir el precio de las cajetillas y por la financiación de los tratamientos médicos para dejar de fumar.

En el primer caso, el 62% de los encuestados considera que la ley antitabaco no se cumple en las terrazas, ya que se sigue fumando en las que tienen techado, cuando la norma lo prohíbe expresamente (tienen que estar completamente al aire libre). Estos espacios, junto con los domicilios privados, son los de mayor exposición al humo ambiental. Cuando se pregunta cómo se podría aumentar el cumplimiento de la ley, el 51,3% responde que haciendo efectivas las sanciones.

Ganar espacios sin humo como puedan ser los coches con niños (el 86,3% está a favor) , lugares al aire libre como piscinas o centros comerciales abiertos (75,4%) o centros deportivos (63,45%) es otra de las propuestas.

En este sentido, Ribera considera iniciativas "muy adecuadas" las prohibiciones de fumar en paradas de autobuses de la EMT o en el estadio de Mestalla. El facultativo también apuesta por subir el precio del tabaco como una de las medidas que más directamente influye en la decisión de dejar de fumar, junto con la financiación de los tratamientos médicos.

Las claves

1. "Permisividad social". Los expertos critican la tolerancia "social y sanitaria" frente al consumo de tabaco que provoca una "falta de intervención" por parte de algunos médicos. En ocasiones, el hecho de que los propios facultativos fumen afecta a las conductas, ya que se les presupone una "función modélica" similar a la de los maestros. En los últimos años ha bajado en 12% el porcentaje de médicos fumadores, que llegó a estar por encima de la media de la población general.

2. Una enfermedad, no un hábito. El tabaquismo es el primer problema de salud pública de la Comunitat Valenciana, una enfermedad "crónica y adictiva" en la que la voluntariedad "queda anulada" por la nicotina. No obstante, sí depende de la voluntad intentar curarse del tabaquismo, cosa que no sucede con otras enfermedades como la hipertensión o la diabetes.

3. Recaídas normales. El número de intentos para dejar de fumar es de 3 ó 4. Es frecuente y habitual no conseguirlo al primero. "Tenemos que desterrar la idea de que hay que conseguirlo a la primera y si no lo consigue, no es que no se puede dejar de fumar, o que el fumador no tiene fuerza de voluntad, sino que es normal que necesite varios intentos", explica el doctor Joan Antoni Ribera.

4. "Sí, se gana peso". Ribera confirma que el 80% de los pacientes que dejan de fumar ganan peso (lo normal es entre 4 y 5 kilos), "y eso hay que decirlo" para no engañar al paciente. Si se superan estos límites, hay que ir al médico, al igual que si se pierde peso, algo que no entra dentro de la normalidad y puede ser síntoma de otras dolencias.

Consulta aquí más noticias de Valencia.