La NASA inicia un estudio sobre cambio climático y contaminación en el Ártico

  • El objetivo es analizar como la contaminación aérea contribuye al calentamiento global.
  •  El análisis se realiza en el Ártico porque la reducción del hielo indica que atraviesa importantes cambios ambientales.
  • Dos aparatos incluidos en ambos aviones medirán los gases y aerosoles de la zona.
Imágenes de la superficie helada en septiembre de 2005 y septiembre de 2007.
Imágenes de la superficie helada en septiembre de 2005 y septiembre de 2007.

La NASA pondrá en marcha esta semana el estudio de los componentes de la atmósferabaja del Ártico para identificar la forma en que la contaminación aérea contribuye al cambio climático en esa región. La campaña comenzará en Fairbanks (Alaska), desde donde despegarán un DC-8 y un transporte B-200 de la NASA que durante tres semanas se convertirán en laboratorios volantes.

Los instrumentos, instalados en ambos aviones, medirán los gases y aerosoles que contribuyen a la contaminación aérea y a la radiación solar.

El Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL), perteneciente a la NASA,  señaló que el punto central del estudio será la formación de "la bruma primaveral" que refleja las reacciones químicas de los contaminantes acumulados durante el invierno tras desplazarse desde las latitudes inferiores.

El emplazamiento se ha escogido porque la reciente reducción de la plataforma de hielo es una indicación de que el Ártico atraviesa importantes cambios ambientales.

"Es importante que vayamos al Ártico para comprender la contribución atmosférica al calentamiento y en un lugar que está cambiando rápidamente", manifestó Jim Crawford, director del Programa de Química Troposférica de la NASA. Según Daniel Jacob, científico del proyecto ARCTAS en Harvard, el Ártico es "representativo del cambio global" y aún se desconocen "los procesos que están impulsando ese cambio". "Es por eso que vamos allí", agregó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento