¿Enfermeras o actrices porno?
El uniforme de la polémica lo mismo se está utilizando para apoyar a la empresa que para reirse de la situación, como es este caso. M. V. M.V.

La protesta de las trabajadoras de Clínica de San Rafael se está desarrollando en medio de una gran división sindical. Así las cosas, las mujeres de las secciones sindicales de UGT de los seis hospitales que la empresa Pascual tiene entre Cádiz, Huelva y Málaga se han desmarcado de la polémica de las faldas asegurando que la situación ha sido provocada por un sector "minoritario" de las empleadas que han pretendido convertir una sanción disciplinaria "por no colaborar con los objetivos de producción de cinco trabajadoras" en "un juicio en el que se nos ha acusado de vestir indecorosamente".

Trabajo valorará primero lo relacionado con los riesgos laborales y luego con la discriminación de género

Así de claro lo dejaba en rueda de prensa la presidenta del comité de empresa del Hospital Virgen de Montañas de Villamartín, Beatriz Bejarano en representación de todas las secciones sindicales de UGT en esta empresa que emplea a unas 2.000 mujeres, calificando todo el asunto de "lamentable espectáculo inventado".

Pero Adela Sastre, presidenta del comité de empresa de la gaditana Clínica de San Rafael y miembro de CCOO, se defendía ayer y mostraba a 20minutos.es el comunicado de la Federación de Servicios Públicos de la UGT en el que se desmarcaba de esta postura y se mostraba el apoyo a las trabajadoras que impulsan la protesta en el hospital de la capital.

La actitud de las delegadas sindicales de UGT en la empresa Pascual resultó muy comentada durante la concentración de ayer, que reunió a 400 personas a la puerta del hospital y que contó con la presencia de numerosos políticos y personalidades.

El parlamentario andaluz de IU, Ignacio García, fue uno de los que comentó las declaraciones de las delegadas de UGT: "Me resultan sorprendentes y nos ha animado a venir, porque por encima de la cuestión retributiva hay un problema de discriminación de género. Porque no es sólo falda corta, sino también cofia lo que se obliga a vestir".

No es sólo falda corta, sino también cofia lo que se obliga a vestir

El presidente del Colegio de Enfermería de Cádiz, Rafael Campo, también manifestó su estupefacción por esta repentina división en el seno de la plantilla de Pascual: "Me sorprende mucho que estas manifestaciones se hagan el último día, cuando la protesta empieza a llegar a sus últimas consecuencias. Y, la verdad, tengo mis reservas sobre los motivos de esta actitud".

Como informó ayer este periódico, las trabajadoras de San Rafael están a la espera de la resolución de la Inspección de Trabajo, que se pronunciará primero sobre aspectos de prevención de riesgos laborales vinculados a este asunto Y posteriormente sobre la supuesta vulneración del principio de igualdad.

Pascual ya ha anunciado la puesta en marcha de un Plan de Igualdad en la empresa.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CÁDIZ.