Al respecto y en una nota, la asociación de jóvenes agricultores ha resaltado que pidió al Ministerio de Hacienda que los módulos del IRPF "compensasen esta situación y se realizara una reducción del índice corrector".

"Aunque el Gobierno había contemplado para los productos del olivo una rebaja por incidencias climatológicas para Alcaracejos, Montilla, Priego de Córdoba y Pozoblanco", finalmente la rebaja "ha sido del 0,26 al 0,13". Asaja, con motivo de "la baja rentabilidad de las explotaciones debido a los ilógicos precios que se están pagando por el aceite de oliva", solicitó fijar para los productos del olivo una reducción del 0,26 al 0,18 en todos los términos municipales, "cuestión que no ha sido atendida de forma inexplicable".

De igual modo, la aceituna de mesa en Córdoba, a pesar de los problemas de los aranceles impuestos por Estados Unidos, "tampoco han sido aceptadas las peticiones del sector, dejándolo en la mayoría de los términos municipales en 0,26, lo cual no es razonable en un escenario de caída de exportaciones por el cierre del mercado americano", según ha organización.

En cuanto a los cítricos, la organización demandaba que se tuviera en cuenta la situación que atraviesa el sector con grandes pérdidas de los citricultores de la Vega del Guadalquivir con unos precios de la naranja que "no cubre los costes de producción debido sobre todo a un mercado saturado por la competencia desleal que ejercen los cítricos procedentes de terceros países". Por ello, solicitó que se rebajara a 0,00, pero "la reducción ha sido del 0,26 al 0,18, con lo cual la rebaja ha sido muy escasa y poco acorde a la situación real que están sufriendo los agricultores".

Por otro lado, el presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha explicado que, por ejemplo, en los cereales y leguminosas "no se ha contemplado ninguna rebaja del índice de rendimiento neto frente a la solicitud de la organización agraria de que se bajara al 0,18 debido a que los rendimientos no se ven reflejados en los agricultores ya que los precios de estas producciones se están hundiendo año tras año de manera estructural".

Asimismo, en lo que se refiere a las oleaginosas, este cultivo va mermando a gran escala cada año por su bajo rendimientos y por los bajos precios. En 2017, se sembraron 37.102 hectáreas frente a las 41.600 de 2016. Por ello, "en consecuencia de la caída de la producción y de los precios", se propuso la reducción del índice de rendimiento neto para el girasol al 0,18, "pero el Gobierno tampoco ha contemplado esta propuesta".

En cuanto a la ganadería, "el Ministerio de Hacienda solo ha contemplado una reducción al 0,18 para el bovino de leche", pero la petición de Asaja Córdoba era una bajada al 0,00 para el vacuno de leche, el bovino, el ovino y el caprino, tanto de carne como de cría. Gran parte de los sectores ganaderos "continúan en crisis desde hace varios años", lo que ha repercutido "en una baja rentabilidad de la actividad, manifestada en bajo coste de los precios en origen e incremento en los costes de producción", ha apostillado.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.