Dónde ir en vacaciones: ofertas y chollos que no puedes dejar escapar
En internet se pueden encontrar auténticos chollos.  jcomp/freepik

Parece obvio pero existen muchos turistas que quedan desencantados al final de su viaje por confusiones con el ‘todo incluido’, la pensión completa y la media pensión. Por eso, si quieres disfrutar de todas las ventajas de tenerlo todo incluido en tu paquete de vacaciones, aquí tienes unas aclaraciones que te ayudarán a aclararte al acudir a la agencia de viajes.

El concepto más básico con el que se puede encontrar un viajero que busque un hotel en el que se incluya algo más que la pernoctación es el de alojamiento y desayuno. Los hoteles suelen tener un horario de desayunos al que pueden acudir los huéspedes alojados en este régimen para comer sin cargo extra. Si se acude fuera del horario o se pide algo que no se encuentra disponible se verá reflejado en la factura.

La media pensión es el siguiente paso. En este caso se incluye el desayuno con las mismas condiciones que en el régimen anterior y la cena, en unas condiciones equivalentes. Esta opción es muy cómoda si se sabe con certeza que se volverá todas las noches al hotel a cenar, dejando los mediodías libres para hacer todas las excursiones necesarias. En ocasiones, es posible permutar cena por comida, pero es necesario aclarar este punto antes de darlo por hecho y contratar media pensión.

La pensión completa incluye desayuno, comida y cena en el hotel. Dentro de unos horarios y unas restricciones que el lugar de alojamiento debería especificar a la hora de contratar porque, salvo que se indique otra cosa, en el precio no están contempladas las bebidas ni las consumiciones en cafetería.

Ese último punto es muy importante ya que supone la principal diferencia entre la pensión completa y el todo incluido. Es decir, este último punto incluye las comidas (desayuno, comida y cena) pero también todas las consumiciones de cafetería y/o bar que se puedan llevar a cabo fuera del horario de comidas y durante las comidas, así como aperitivos o algún buffet fuera de horas para almorzar y/o merendar. También es probable que durante todo el día haya servicios de snakcs disponibles para los huéspedes alojados en este régimen.

Es probable que, incluso en este último régimen de todo incluido, haya bebidas, como en el caso de los licores premium, que no estén contemplados y supongan un cargo extra. En todo momento, este tipo de extras deben estar indicados.