Macron recibe a Sánchez en el Elíseo, en su primera reunión, en 2018.
Macron recibe a Sánchez en el Elíseo, en su primera reunión, en 2018. EFE

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, emprende este lunes una ronda de contactos con Emmanuel Macron y Angela Merkel, los referentes en la UE de las familias política a las que pertenecen Albert Rivera y Pablo Casado, los líderes de Ciudadanos y el PP que, horas después de cerrar las urnas, parecen hacer oídos sordos al veto a pactar con la ultraderecha que defienden en Europa el presidente francés y la canciller alemana.

Sánchez cenará este lunes en París con Macron y este martes se reunirá en Bruselas con Merkel, En los dos casos, los encuentros se producen en los márgenes de una cena informal en la que los jefes de Estado y de Gobierno entrarán en materia para el reparto de los puestos de más relevancia de la UE.

Con ellos analizará también las elecciones al Parlamento Europeo de este domingo, donde las fuerzas europeístas lograron salvar la situación ante el avance de la ultraderecha por toda Europa, que no resultó tan fuerte como se temía. Uno de estos partidos es Vox, cuyos tres eurodiputados conseguidos este domingo (que serán cuatro tras el Brexit) se fueron menos de los esperados, pero que podrían tener una notable influencia política en España si PP y Ciudadanos cuentan con ellos para gobernar en la Comunidad de Madrid, Aragón, Murcia y Castilla y León.

Este domingo, Sánchez ya advirtió de que repetir por toda España un acuerdo como el de Andalucía "no va a ser entendido" en las familias políticas de Casado y Rivera en Europa. Se refería al Partido Popular Europeo al que pertenece Merkel y a los Liberales que encabeza Macron. Con ellos dos se reunirá Sánchez este lunes y martes, en París y Bruselas, donde observará con lejanía los primeros movimientos que apuntan a la posibilidad de que PP y Cs cuenten con Vox.

"En aquellas administraciones en las que la primera fuerza que va a ser el PSOE no pueda gobernar, será por que la derecha del PP y Ciudadanos pactan con la ultraderecha", dijo Sánchez en la noche electoral, un día antes de que la cena informal de los líderes de la UE de este martes le dé la oportunidad de buscar el respaldo de Merkel y Macron.

Valls romperá con Rivera

Como máximo exponente en España de las ampollas que levanta la posibilidad de que un partido liberal se apoye en Vox está Manuel Valls, exprimer ministro de Francia y candidato a la Alcaldía de Barcelona por la plataforma de la que forma parte Ciudadanos. Este lunes, ha advertido de que "romperá" con Rivera si pacta con los de Santiago Abascal en la Comunidad de Madrid.

De momento, Ciudadanos ha creado un comité negociador de pactos y su portavoz, Inés Arrimadas, ha advertido de que se necesitan "más de doce horas" tras las elecciones para tener todas las decisiones tomadas. No obstante, desde el partido naranja en Madrid se descarta totalmente cualquier otra opción que no sea gobernar junto con el PP, con el respaldo de Vox, que de momento ha dejado claro que quiere entrar en los Ejecutivos que quiera contar con su apoyo.

Por lo que respecta al PP, Isabel Díaz-Ayuso, que previsiblemente será la próxima presidenta de la Comunidad de Madrid, ha hablado de los votantes de PP, Ciudadanos y Vox como un mismo bloque y ha apuntado a que Voz entre en su Ejecutivo al afirmar que "no puedes pretender que te apoyen a cambio de nada".