La Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (Pimem) ha indicado este lunes al PSIB que es "el mejor momento para empezar a negociar un nuevo sistema de financiación para la comunidad", mientras que la Asociación del Pequeño y Mediano Comercio de Mallorca (Pimeco) ha pedido al partido que haga "todo lo posible" para evitar la construcción de grandes centros comerciales en la Isla.

Así se han expresado las dos patronales en sendos comunicados difundidos una vez conocidos los resultados de las elecciones autonómicas, que otorgan la victoria a los socialistas en Baleares y abren la puerta a revalidar un nuevo pacto de progreso.

Con estos escritos, Pimem y Pimeco han felicitado al partido de Francina Armengol por su éxito en las urnas y le han pedido que cumpla con objetivos, que, le recuerdan, están incluidos en su programa electoral.

FINANCIACIÓN: "EL REB NO PUEDE SER LA ÚNICA HERRAMIENTA"

Desde Pimem quieren que el "nuevo reto" de esta legislatura sea la renovación del sistema de financiación, recalcando que precisamente el PSIB lo "marcó en su nuevo programa político para estas elecciones".

El presidente de Pimem, Jordi Mora, ha advertido de que el Régimen Especial para Baleares (REB) "no puede ser la única herramienta para que Baleares se sitúe en la media de financiación autonómica". Para Mora, el hecho de que durante los próximos cuatro años vaya a coincidir el color político en Moncloa y el Consolat de Mar "puede favorecer" que se alcance el objetivo de tener un nuevo sistema de financiación.

Así, Pimem ha instado a los gobiernos autonómico y nacional que establezcan las negociaciones para compensar las deficiencias derivadas de la insularidad.

Además de las medidas fiscales contempladas en la parte que aún falta por aprobar del REB, Pimem ha exigido establecer un principio de ordinalidad por el cual "el que más da, sea también el que más recibe"; y la condonación de la deuda que Baleares tiene con el Gobierno central. Igualmente, Mora ha confiado en que en Europa se reconozcan los problemas de Baleares y se amplíe la ley de minimis.

Por otra parte, la federación ha expresado que espera que se lleven a cabo las propuestas del PSIB dedicadas a las pequeñas y medianas empresas y a los autónomos, como la estimulación fiscal, las ayudas encaminadas a modernizar el comercio tradicional y de proximidad, y el fomento a la innovación e inversión, a la contratación de personas cualificadas y la transición tecnológica.

PIMECO RECLAMA APOYO PARA EL PEQUEÑO COMERCIO

Por su parte, la patronal del pequeño comercio de Mallorca ha reclamado al PSIB que cumpla con lo que les trasladó en su último encuentro, donde la fuerza socialista "defendió que había que apostar por este tipo de comercio, ya que eran uno de sus principales objetivos".

"Por lo tanto, esperamos que hagan todo lo posible para evitar la construcción de grandes centros comerciales, como bien dijeron que harían en caso de ganar las elecciones", han declarado.

Además, desde Pimeco han pedido al PSIB "que asuma y ejecute compromisos" como erradicar la venta ambulante ilegal; redefinir las zonas de gran afluencia turística (ZGAT); mantener los horarios comerciales; establecer periodos de rebajas regulados y definidos; fomentar el producto balear y de proximidad 'kilómetro 0'; "control, persecución y sanción de graffitis"; mantener iniciativas en pro del pequeño comercio, y "combatir la turismofobia".

También le han instado a establecer convenios de trabajo con los organismos y empresas públicas "que realizan tareas que, por su naturaleza, pisan la función social de las patronales e invaden su ámbito de actuación". Finalmente, Pimeco ha reclamado "mayor contacto institucional con las patronales" del comercio en aquellas políticas que afecten al sector.