Sanz ha recordado que Izquierda Unida ha logrado mantener su escaño en el Parlamento aragonés, que era su "objetivo inicial" pero ha reconocido que los resultados no son los que le hubieran gustado, ya que "el arco parlamentario ha arrojado una mayoría de derechas, algo muy preocupante". Por ello, "el compromiso de IU está en frenar políticas de derechas e impulsar políticas de progreso en la medida en la que sea posible".

El Partido Socialista ha ganado las elecciones en el Gobierno de Aragón, pero necesitaría de Ciudadanos para poder gobernar, mientras que también suman PP, Cs, PAR y Vox.

"En mayor o menor medida las opciones conservadoras van a ser determinantes, nosotros vamos a tratar frenar todas las políticas de derechas y vamos a tratar de impulsar con nuestro voto políticas de progreso".

En este contexto, Sanz ha considerado que lo "importante" es reforzar "los espacios en los que ha salido la izquierda y que siguen vertebrando buena parte del territorio aragonés". Ha apuntado que IU sigue manteniendo "territorios históricos", aunque en algunos ayuntamientos como el de Huesca el resultado haya sido "malo".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.