Las presidencias de los Cabildos insulares son las únicas administraciones en la que son nombrados presidentes automáticamente los cabeza de lista de las formaciones que son fuerza más votada.

De esta manera, el PSOE mejoraría de 7 a 11 sus representantes al frente de la primera institución insular. El PP, tercera fuerza, baja de 6 a 4 consejeros, mientras que Podemos lo hace de 5 a 3. Ciudadanos (Cs) mejora y pasaría de 1 a 2 asientos.

Con estos resultados, CC podría conformar una mayoría absoluta -situada en los 16 consejeros- apoyado en PP y Cs. La alternativa por la izquierda entre PSOE y Podemos se quedaría en 14.