Ernest Maragall celebra la victoria electoral del 26M.
Ernest Maragall celebra la victoria electoral del 26M. EFE

ERC ganó este 26-M las elecciones municipales en Barcelona y consiguió que por primera vez que una fuerza independentista gobierne la capital de Cataluña. El alcaldable de ERC en Barcelona, Ernest Maragall, consiguió ganar las elecciones a la alcaldía a la candidata de BComú, Ada Colau, con pocos votos de diferencia y empatados con 10 concejales.

Con el 100% escrutado, ERC había obtenido 10 ediles –el doble que en 2015, cuando consiguió cinco–, y Colau había obtenido también 10 regidores–pierde uno–, y con 4.833 votos menos que los republicanos.

Hasta las 23.00 horas Ada Colau con el 70% escrutado tenía la mayoría de votos en Barcelona a falta de conocer el resultado de distritos importantes de la ciudad como Les Corts o L'Eixample, donde ganó ERC. A partir de ese momento, la candidatura de Ernest Maragall fue ganando votos hasta conseguir la victoria en Barcelona.

Buen resultado del PSC

Además de los 10 regidores obtenidos por ERC y por BComú, el PSC obtuvo un buen resultado al conseguir ocho ediles –el doble que en 2015–; BCN Canvi-Cs de Manuel Valls, seis –suma uno–; JxCat de Joaquim Forn, cinco (pierde cinco), y el PP, dos (pierde uno).

Finalmente la CUP se ha quedado fuera del ayuntamiento al perder los tres regidores que tenía.

Una vez conocidos los resultados y con gritos de «Independencia!» fue recibido Ernest Maragall en la Estació del Nord de Barcelona donde ERC celebró su noche electoral. Un Maragall eufórico comenzó su intervención con un: «Ya estamos aquí, Barcelona tendrá un alcalde republicano, un alcalde progresista, de Esquerra Republicana por primera vez desde 1939».

Visitará a Joaquim Forn en la cárcel

Acto seguido, tuvo una especial atención para Oriol Junqueras a quien quiso agradecer que confiara en él para acceder a la alcaldía de Barcelona: «Aquí estoy, aquí estamos, para poner Barcelona a tu servicio, por tu libertad» dijo Maragall, quien aseguró que visitará en la cárcel al candidato de JxCAT, Joaquim Forn.

Precisamente, la número dos de JxCat por Barcelona, Elsa Artadi, (que ha obtenido cinco regidores) se puso a disposición de Ernest Maragall porque "es momento de apostar, más que nunca, por la unidad del independentismo", dijo.

Sobre sus adversarios políticos, Ernest Maragall quiso expresar su «respeto por Ada Colau» con quien habló este domingo y aseguró que continuará hablando sobre «el futuro de la ciudad, por el retorno de nuestros presos y de nuestros exiliados». Maragall habló también con el resto de candidatos a la alcaldía y quiso tener una mención especial para la CUP: «No me parece justo que la CUP no tenga representación» lamentó.

Colau reconoce públicamente la derrota

Por su parte, cuando se había escrutado el 95% de los votos, y en una intervención visiblemente emocionada, la hasta ahora alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, reconoció públicamente la derrota: «ERC ha ganado las elecciones y felicito a Ernest Maragall por la victoria». Colau recordó que su formación consiguió «hace cuatro años que gente común llegara a la alcaldía de Barcelona y tenido el honor de ser la primera mujer alcaldesa de esta ciudad» y continuó asegurando que en estas elecciones «todavía era más difícil» porque, según ella, lo tenían todo en contra y en cambio «hemos quedado a pocos votos de la victoria».

Según Ada Colau, estos cuatro años de gobierno de BComú en Barcelona han servido «demostrar que se pueden hacer políticas de izquierdas y los resultados demuestran que Barcelona es de izquierdas, con 28 regidores de izquierdas, es un resultado histórico» clamó Colau. Y en este sentido apeló directamente a ERC: «Esto no va de siglas ni de personas. Maragall decidirá con quien quiere hablar, pero está claro que la ciudadanía pide que hagamos un gobierno de izquierdas en Barcelona» exclamó Ada Colau.

Collboni descarta investir a Maragall

En tercera posición, y doblando la representación obtenida en 2015 –ha pasado de cuatro a ocho regidores– se situó el PSC. El líder socialista en Barcelona, Jaume Collboni, descartó facilitar la investidura del republicano Ernest Maragall. «Seremos fieles y coherentes a los compromisos adquiridos durante la campaña porque para mi es sagrado (...) Dijimos que no haríamos ningún paso, ni por activa ni por pasiva, para facilitar ni auspiciar un gobierno independentista», aseguró.

Valls, lejos de sus expectativas

Por su parte, el que fuera la gran apuesta de Ciutadans, el candidato de BCN Canvi-Cs, Manuel Valls, tan solo logró mejorar el resultado en un regidor. Por ello Valls reconoció que ha quedado lejos de sus expectativas en estas elecciones municipales y que ha «fracasado» en su objetivo de frenar al independentismo en la capital catalana.

Finalmente, el candidato del PP, Josep Bou, consiguió dos regidores en el Ayuntamiento de Barcelona y la formación que ha quedado fuera ha sido la CUP.

Anna Saliente lamentó no mantener sus 3 ediles: «Es un día triste porque entendemos que hemos perdido este proyecto rupturista , hemos perdido este contrapeso a las políticas neoliberales», dijo.

La mayoría son 21 regidores

ERC, con 10 regidores, necesitará de apoyos para gobernar. Durante la campaña, Colau aseguró que quiere gobernar en solitario y conseguir pactos de ciudad. Reivindicó que Barcelona es de izquierda y recordó a Maragall que las fuerzas progresistas suman 28 regidores.

Collboni reiteró que los votos del PSC no servirán para hacer alcalde a Ernest Maragall porque su objetivo es hacer de Barcelona la capital del independentismo.

BComú vence en seis de los 10 distritos de la ciudad

A pesar de que ERC ha ganado las elecciones municipales en Barcelona, BComú se impuso en seis de sus 10 distritos: Ciutat Vella, Gràcia, Horta-Guinardó, Sant Andreu, Sant Martí y Sants-Montjuïc. En cambio, los republicanos solo fueron la fuerza más votada en el Eixample y Les Corts, ya que en Sarrià-Sant Gervasi venció BCN Canvi-Cs y en Nou Barris, el PSC.

ERC fue segunda donde BComú fue primera y viceversa, excepto en Les Corts, donde el segundo más votado fue Valls, y en Sarrià-Sant Gervasi, donde siguió a Valls la lista de JxCat, liderada por el exconseller encarcelado Joaquim Forn.

Más participación

La participación, como en el global de la ciudad, aumentó en todos los distritos, y los que registraron más porcentaje de votos fueron Sarrià-Sant Gervasi, Les Corts (ambos con el 72%) y Gràcia (70%). Ciutat Vella (52%) y Nou Barris (58%) fueron los que registraron menos.

Cambios desde el 28-A

Las fuerzas más votadas en las elecciones generales del 28 de abril fueron ERC o el PSC en todos los distritos barceloneses –en las anteriores del Senado y el Congreso, de junio de 2016, los comuns ganaron en ocho–.

En estos comicios, los republicanos se impusieron en el Eixample, Gràcia, Les Corts, Sants-Montjuïc y Sarrià-Sant Gervasi, mientras que los socialistas lo hicieron en Ciutat Vella, Horta-Guinardó, Nou Barris, Sant Andreu y Sant Martí.

Menos repartido que en 2015

En las municipales de 2015 BComú y la entonces CiU se repartieron todos los distritos. Los comuns ganaron en Ciutat Vella (con el 35% de los apoyos), Horta-Guinardó (28%), Nou Barris (33%), Sant Andreu (29%), Sant Martí (29%) y Sants-Montjuïc (28%). CiU, por su parte, ganó en el resto: Eixample (29%), Gràcia (26%), Les Corts (32%) y Sarrià-Sant Gervasi (41%). ERC no logró entonces ser la más votada en ninguno de los distritos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.