PSOE

La lideresa del PSOE, Clara Luquero, ha vuelto a ganar las elecciones municipales de Segovia, consiguiendo diez concejales en el Consistorio Local, dos menos que en los anteriores comicios.

La propia Clara Luquero ha destacado que su partido ha sido "la fuerza más votada", pero también ha reconocido que "no" es un buen resultado el obtenido, por la pérdida de dos representantes en la cámara. Una circunstancia que sí ha calificado como "positiva" es la suma de las fuerzas de izquierdas, que siguen obteniendo mayoría absoluta.

Además, Luquero, ha indicado que la ambición de su equipo es la de formar acuerdo de gobierno con otras formaciones con el objetivo de "facilitar la gobernabilidad" durante la próxima legislatura y pese a que los mejores postulados parecen Izquierda Unida y Podemos, la alcaldesa no ha querido cerrar la puerta a un posible pacto con Ciudadanos, sin embargo ha asegurado que las conversaciones se sucederán "a partir de mañana", con el resto de partidos.

Por último, Luquero ha tenido unas palabras de agradecimiento por el apoyo recibido por los socialistas, así como el trabajo realizado por los suyos durante la campaña y la jornada electoral, sobre la que ha queiro felicitar a la ciudadanía por su "ejemplo de madurez política".

PP

Pablo Pérez ha conseguido un concejal más que en las pasadas elecciones municipales, pasando de los ocho de 2015, a nueve en las actuales.

El propio Pérez se ha mostrado contento tras los resultados y ha destacado el incremento en más de "1000 votos", que como ha explicado "no han sido suficientes" para provocar el cambio de gobierno en Segovia, hecho del que ha querido mostrar la responsabilidad de Vox, por lo que considera una disgregación de voto que en caso de dirigirse al PP podría haber alcanzado la mayoría necesaria para gobernar en el Ayuntamiento.

Sobre su partido, el candidato ha destacado que ha hecho "una buena campaña", como también ha señalado que se han "incrementado mucho" los resultados obtenidos con respecto a las expectativas marcadas al inicio de su proyecto al frente de la candidatura a la alcaldía, algo que según ha afirmado seguirá aumentando durante los próximos cuatro años.

CIUDADANOS

La formación naranja también incrementa su representatividad, con tres concejales, uno más que en los anteriores comicios y la cabeza de lista, Noemí Otero, se ha mostrado contenta por haber "duplicado en votos y en el porcentaje de votación" con respecto a las votaciones de 2015.

También ha agradecido a los segovianos su respaldo y les ha prometido que será "su altavoz" en el Ayuntamiento, los próximos cuatro años y que su partido sigue siendo "la llave del cambio" para Segovia.

IZQUIERDA UNIDA

Por su parte, Ángel Galindo, el cabeza de lista de Izquierda Unida, ha conseguido doblar la representación de su partido que tendrá dos concejales durante la próxima legislatura, por lo que se ha mostrado "muy contento".

El propio Galindo ha querido hacer hincapié en que según su opinión, los segovianos han "demostrado" en las urnas que "quieren políticas de izquierdas y se ha mostrado receptivo a posibles pactos de gobierno tanto con el partido ganador, el PSOE como con Podemos.

PODEMOS

La formación morada se estrena en el Ayuntamiento Segoviano con su cabeza de lista, Guillermo San Juan, que se ha mostrado "satisfecho" por entrar en el Consistorio local, pero ha reconocido que le hubiera gustado conseguir una mayor representatividad, sin embargo ha señalado que "dadas las condiciones de la campaña", en la que según el candidato no se les ha permitido participar en los debates, por lo que su partido habría podido "contrastar" su proyecto con la ciudadanía.

En cuanto a un posible pacto con las fuerzas de izquierdas, el concejal ha dejado la puerta abierta, pero también ha aseverado que su formación "será exigente" con "ciertas cuestiones que tienen que cambiar" en el gobierno local, tales como la pérdida de población, así como otros problemas de la ciudad.

Consulta aquí más noticias de Segovia.