El bloque de la derecha se impuso en las elecciones municipales y autonómicas de este domingo al de los partidos de izquierdas, tanto en el Ayuntamiento de Madrid como en la Comunidad de Madrid.

En la capital ganó la actual alcaldesa, Manuela Carmena (Más Madrid), pero la suma de los concejales del PP, Ciudadanos y Vox daría a la derecha la mayoría absoluta, lo que convertiría al candidato popular, José Luis Martínez-Almeida, en el próximo alcalde.

En la Comunidad, la victoria fue para el PSOE, pero será también insuficiente si, como es previsible, juntan asimismo sus fuerzas los tres partidos de la derecha y la ultraderecha, lo que llevaría a la presidencia regional a la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso.

En el Ayuntamiento de Madrid, con el 99% de los votos escrutados, Más Madrid consiguió 19 concejales; el PP, 15; Ciudadanos, 11; el PSOE, 8; y Vox, 4. Un pacto del bloque de la derecha (PP, Ciudadanos y Vox) daría como resultado un total de 30 concejales, frente a los 27 que sumaría la izquierda (Más Madrid y PSOE).

Excluyendo a Vox, no obstante, PP y Ciudadanos se quedarían en 26 concejales, a un edil del gobierno municipal, pero teniendo en cuenta que el líder nacional del PP, Pablo Casado, ya celebró este domingo por la noche la recuperación tanto de la alcaldía de la capital como de la Comunidad de Madrid, esa opción parace poco probable.

Carmena no culpa "a nadie"

Por su parte, Manuela Carmena descartó, también este domingo por la noche, otra de las (remotas) posibilidades de seguir en el gobierno municipal: un hipotético pacto con Ciudadanos, partido con el que Más Madrid sumaría 30 concejales. Aparte de que la formación naranja no esté por la labor, la todavía alcaldesa dijo, a preguntas de los periodistas, que es algo que no se plantea.

La exmagistrada reconoció que este no era el resultado que querían, pero añadió que no culpa "a nadie". Además, confirmó que dejará la política cuando se constituya la nueva corporación.

Carmena admitió, por otra parte, que los votos a la candidatura escindida de su coalición de gobierno, Madrid en Pie, han podido tener "incidencia". El partido de Carlos Sánchez Mato, para el que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, había pedido el voto dos días antes del 26-M, porque "Carmena va a ganar de todos modos", logró más de 40.000 sufragios, pero no tendrá representación al quedar por debajo del 5%.

Díaz Ayuso, probable presidenta regional

Mientras, el PSOE se impuso en las elecciones autonómicas madrileñas, tras conseguir 37 escaños (27,42% de los votos, con el 95,99% escrutado), pero también en este caso gobernará, previsiblemente, la segunda fuerza más votada, el Partido Popular, que logró 30 escaños (18 menos de los que tenía hasta ahora, el 22,16 % de los votos ) y que sumaría mayoría absoluta con Ciudadanos (26) y Vox (12).

Con estos resultados, la candidata popular, Isabel Díaz Ayuso, sería presidenta de la Comunidad de Madrid, al obtener el bloque formado por la derecha y la ultraderecha un total de 68 escaños, frente a los 64 del bloque de la izquierda formado por los mencionados 37 diputados del PSOE, más los 20 de Más Madrid, y más los 7 de Podemos.

También en la Comunidad de Madrid, por tanto, la derecha necesitará los diputados de Vox para gobernar, ya que, sin ellos, el PP y Ciudadanos sumarían solo 56 escaños, lejos de los 64 de la izquierda.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ya destacó este domingo por la noche que su partido se ha consolidado como "una nueva alternativa a la izquierda". "Que no olvide nadie que Vox va a hacer valer su votos. Esto significa que no vamos a permitir cordones sanitarios de ningún tipo, insultos, estigmas o etiquetas de aquellos que para gobernar van a pactar con nosotros", dijo.

En cualquier caso, el candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad, Ángel Gabilondo, subrayó este domingo electoral que tratará de buscar una mayoría para formar gobierno como ganador de las elecciones autonómicas. "No renunciamos a esa posibilidad", dijo. Podría hacerlo sumando sus diputados regionales y los de Podemos o Más Madrid, a los de Ciudadanos (83 escaños con Cs y Más Madrid; 70 con Cs y Podemos; 90 con los tres), algo a lo que aludió el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al pedir a la formación naranja que "levante el cordón sanitario al PSOE y aparte a la ultraderecha".

Así quedarían las diferentes posibilidades según los concejales conseguidos en la Comunidad de Madrid y de la alcaldía.

Consulta aquí más noticias de Madrid.