En concreto, el PP obtendría el 30,30 por ciento de los votos, lo que le daría 7 escaños, frente al 32,23 por ciento con 8 escaños que logró en 2015. El Partido Socialista, con el 23,17 por ciento de los votos, ganaría en votantes pero se quedaría con los mismos 5 concejales que tiene en la actualidad.

Ciudadanos (Cs) con el 13,55 por ciento de los votos, pasaría de 2 a 3 escaños y se convertiría en la tercera fuerza política del Ayuntamiento. Además, Vox y Podemos-Equo-Espacio Municipalista por Teruel (EMT) irrumpirían en el Ayuntamiento con un concejal cada uno.

Por su parte, Ganar Teruel-IU perdería dos concejales y se quedaría sólo con uno. Por último, Partido Aragonés (PAR) y Chunta Aragonesista (CHA) mantendrían sus escaños, 2 y 1, respectivamente.

Consulta aquí más noticias de Teruel.