Un repartidor de Glovo de 22 años ha muerto en la noche de este sábado al ser atropellado por un camión de basura en Barcelona, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado este domingo.

Los hechos tuvieron lugar en en el cruce entre la calle Balmes y Gran Via entre las 23:00 y las 23:30 horas. La víctima, un repartidor de Glovo, iba en bicicleta, según una cuenta de Twitter de trabajadores de la empresa distribuidora.

Al lugar del accidente acudieron patrullas de la Guardia Urbana y dotaciones del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

Desde la cuenta '#GlovoNosMata', este grupo de trabajadores ha subrayado que llevaban mucho tiempo avisando que un accidente de este tipo acabaría por pasar. "La precariedad nos mata, Glovo nos mata. No vamos a permitir ni una muerte más. ¡Basta!", han añadido.

El sindicato IAC-FAA ha convocado una concentración en la sede de Glovo en Barcelona este domingo a las 16:00 horas. La organización ha iniciado todo un proceso de denuncia para conseguir que los repartidores sean reconocidos como trabajadores asalariados.

Uno de los puntos que siempre ha criticado este sindicato es la falta de protección en materia de riesgos laborales y la fragilidad del colectivo ante los accidentes. "Trabajar de forma esclava, sin derechos ni contemplación de los riesgos laborales que supone la actividad mata. Nadie responderá por el trabajador, era un falso autónomo", concluyó IAC-FAA.

La Unidad de Investigación y Prevención de la Accidentalidad (UIPA) de la Guardia Urbana se ha hecho cargo de la investigación del accidente. Esta es la séptima víctima mortal de este año en accidente de tráfico en la ciudad.

Glovo: "Lamentamos profundamente su muerte"

Glovo ha emitido horas después un comunicado en el que "lamenta profundamente la muerte de un repartidor en Barcelona por un accidente de tráfico. Estamos colaborando estrechamente con las autoridades para determinar las causas de este lamentable suceso. Por el momento estamos contactando con la familia para transmitirles nuestro apoyo y condolencias. En cuanto se esclarezcan los hechos iniciaremos los trámites para activar el seguro privado que cubre la actividad realizada por el repartidor en caso de accidente. Rogamos máxima prudencia hasta que las autoridades resuelvan los hechos".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.