Terminal de contenedores del Puerto de Vigo
Terminal de contenedores del Puerto de Vigo APVIGO - Archivo

Esta situación deriva de una inspección inicial, realizada el pasado mes de septiembre, de las instalaciones portuarias en las que se realizaba el control de las importaciones de este tipo de harinas en el puerto de Vigo.

A raíz del incremento de partidas de este tipo de productos, que pasaron en 2017 de dos o tres al año, a unas quince el año pasado, se comprobó que las dependencias no garantizaban que se pudiese hacer un control "adecuado".

"Además, en 2019 existe una alerta sanitaria sobre este producto, por lo que es necesario la inspección completa y la toma de muestras de todo el envío antes de autorizar su venta a la Unión Europea", ha explicado la subdelegación del Gobierno en Pontevedra en un comunicado.

NUEVA INSPECCIÓN

Así, el pasado mes de marzo, la secretaria general de Acuerdos Sanitarios y Control de Fronteras del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación realizó una nueva inspección de las instalaciones e informó al jefe del PIF, el operador privado de las instalaciones, y al jefe de división de operaciones y servicios de la Autoridad Portuaria de que no se pueden seguir controlando las harinas de pescado en las instalaciones actuales del puerto.

Además, este mes, el Ministerio avisó al puerto de Vigo de que no puede acoger las descargas de harina y recomendó que sean trasladadas a las instalaciones más cercanas, como son las de Marín. Con fecha de 13 de mayo, se remitió un escrito por los servicios de sanidad animal a la Autoridad Portuaria viguesa comunicándole con detalle el informe y la necesidad de un plan de acción. De esta manera, a partir del 1 de junio no se permitirá la descarga de harinas de pescado.

Tras la reunión de este viernes, las partes están estudiando varias alternativas hasta que se concluyan las obras de adecuación de las instalaciones.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.