La caravana electoral del candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha recorrido unos 7.500 kilómetros durante la campaña para los comicios autonómicos, europeos y municipales de este domingo, 2.500 más que la última de Juan Vicente Herrera hace cuatro años, la cual rondó los 5.000.

El inicio de la campaña estuvo marcado por el fallecimiento del que fuera líder socialista y vicepresidente del Gobierno de España Alfredo Pérez Rubalcaba el viernes 10 de mayo, cuyo recuerdo estuvo presente en las intervenciones del candidato, cuyos actos no llegaron a cancelarse ese día, a diferencia de los del PP nacional, que sí se suspendieron.

Por primera vez en 24 años, la campaña electoral contó con dos debates entre candidatos, lo que hizo que Fernández Mañueco interrumpiera sus apariciones los dos martes en que se celebraron y redujera también su agenda la víspera de cada uno para preparar ambas citas.

Las caravanas de Fernández Mañueco y de su oponente socialista, Luis Tudanca, coincidieron el miércoles 15 en Aranda de Duero (Burgos) y el lunes 20 en Salamanca, si bien no llegaron a cruzarse, mientras que el jueves 23 el acto público de los 'populares' en Zamora se celebró a escasos metros de el del candidato de Ciudadanos, Francisco Igea, quien recibió el apoyo de la ex vicepresidenta de la Junta Rosa Valdeón, un respaldo que marcó el final de la campaña.

El día 15, el candidato 'popular' visitó la vecina localidad de Roa de Duero, donde tuvo la oportunidad de probarse como maestro asador de lechazo en el restaurante Chuleta. También en este municipio dos juguetones perros se colaron en la foto de familia que los candidatos municipales y provinciales se tomaron junto al líder 'popular'.

APOYO DE HERRERA

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, acompañó al candidato en cuatro de sus actos electorales, el primero de ellos el sábado 11 en Palencia y el último en el cierre de campaña en Valladolid, mientras que el viernes 17 en Burgos, su ciudad natal, recibió Herrera el cariño de los suyos con un vídeo homenaje en el que se repasó su trayectoria al frente del Gobierno regional.

En dicho acto, Fernández Mañueco pidió ayuda para poder superar el legado de Herrera, que recogía "con mucho orgullo", al tiempo que le advirtió de que debía asumir su "camino" y "como un hijo rebelde", le previno de que alguna de las cosas que hiciera no gustarían a su predecesor, algo que negó el propio aludido.

En su intervención, Juan Vicente Herrera bromeó con lo insólito de que en un funeral tomara la palabra el que iba a ser enterrado antes de ponerse a disposición de su partido en esta nueva etapa tras, utilizando un símil taurino, cortarse "la coleta".

También estuvo Herrera, aunque no tomó la palabra ese día, en el acto celebrado el domingo 19 en León, en el que sí participó el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, quien recorrió posteriormente las calles del centro de la ciudad junto a los candidatos 'populares'.

Previamente, el domingo 12 de mayo, el aspirante a presidir la Junta participó en un encuentro en Ponferrada en el que estuvo arropado por el candidato a la Alcaldía, Marco Morala, quien apostó por la "triple M" del PP en los comicios del 26 -Morala en el Ayuntamiento, Mañueco en la Junta y Montserrat en el Parlamento Europeo-, lo que llevó al Fernández Mañueco a reconocer que "nunca" se habían referido a él dentro de ninguna "triple M".

También en la provincia de León, el jueves 16 visitó Fernández Mañueco una explotación ganadera en Toral de los Guzmanes, a la que llegó subido en el autocar de la prensa que seguía su campaña, el cual había sustituido ese día por otro debido a una avería. De nuevo volvió a subirse el jueves 23 con los periodistas, con los que departió de manera informal en el trayecto que llevó a la caravana de Valladolid a Zamora.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.