Los presidentes del PP y Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera, respectivamente, han exigido al presidente del Senado, Manuel Cruz, que rectifique sus declaraciones en las que plantea que una sentencia absolutoria de los políticos independentistas implicados en el juicio del procés podría resolver la crisis catalana.

En una entrevista con el periódico El País, el presidente de la Cámara Alta ha asegurado que "habría un escenario que podría reconsiderar esto, y es que la sentencia fuera absolutoria. Bueno, es una posibilidad, yo no voy a entrar en eso", ha matizado.

Sin embargo, Casado ha asegurado que la opción que da Cruz para hallar una solución entre el Gobierno y Cataluña es "una vergüenza inadmisible en democracia" y le insta a pedir disculpas por ello.

"El presidente del Senado del PSC reclama hoy a los magistrados del Supremo que absuelvan a los procesados por dar un golpe contra nuestra democracia. Exigimos que se retracte y pida disculpas por tan indecente injerencia", ha escrito en su perfil de Twitter.

Del mismo modo ha opinado Rivera, que también ha utilizado la red social para exigir a Cruz que "retire sus palabras" y "respete el trabajo" de los magistrados del Tribunal Supremo. "El presidente del Senado, puesto por Sánchez y el PSOE, presiona a los jueces para que absuelvan a los separatistas que dieron un golpe a la democracia", ha publicado el presidente de Ciudadanos que considera este gesto de Cruz "una injerencia intolerable".

A esta exigencia de rectificación se han sumado varios compañeros de ambas formaciones, como el secretario general del PP, Teodoro García Egea, que ha indicado que Cruz actúa "como militante del PSC y no como presidente de la Cámara Alta". Por ello, ha asegurado que su formación pedirá a la Mesa del Senado que exija a Cruz "que se retracte en su intento por presionar a los tribunales a favor de los presos golpistas".

García Egea ha recordado además que el Partido Popular ha pedido también a la Mesa del Senado que "suspenda al senador Romeva inmediatamente".

Por parte de la formación naranja, el portavoz de Cs en las Cortes Valencianas, Toni Cantó, ha tildado de "barbaridad" las declaraciones de Cruz y ha propuesto cambiar "el 'procés' por el 23-F". "Cambiemos procés por 23-F y veamos la barbaridad de que el presidente del Senado vea la absolución de los separatistas catalanes presos como única vía de reconciliación", ha escrito Cantó para luego recalcar que el federalismo es "unir lo que está separado, no separar lo que ya está unido".

Abascal pide la dimisión

Desde Vox, el presidente del partido, Santiago Abascal, ha ido aún más lejos, al afirmar que el presidente del Senado "debería dimitir por sus inaceptables e ilegítimas presiones al Tribunal Supremo, sustentadas además en la falacia de que la cesión arreglaría el problema. Lo agravaría".

A través de su cuenta de Twitter, Abascal subraya que "Vox seguirá con su legítima labor de acusación popular" en el juicio para pedir "severas condenas".