Recogida de patata
Recogida de patata AYUNTAMIENTO DE BEDMAR - Archivo

Este escarabajo provoca un daño superficial, informa COAG en un comunicado, que afecta a la comercialización del producto porque deja una especie de surcos o túneles que dañan la apariencia de la patata.

Para controlarlo, hay establecidas una serie de medidas como son el lavado (en las zonas demarcadas), la obligación de utilizar semillas certificadas, la eliminación de restos de cosecha, el control de las lindes o la rotación con otras solanáceas. Cuando se cumplen dos años sin que se detecte la presencia del Epitrix, la zona demarcada deja de serlo.

Una comisión de trabajo de la Unión Europea visitó España en 2017 para investigar y hacer controles de la presencia del escarabajo. Tras la visita, dejó algunas recomendaciones poco precisas, que se hiciera lo que se considerara necesario para erradicar el Epitrix.

A esta recomendación, no atendida en estos dos años, se agarra ahora la Consejería de Agricultura, asegura COAG, para prohibir a los productores de ecológico, no a los de convencional, la siembra, no ya de patata, sino de otras hortícolas.

COAG Sevilla no entiende la adopción de esta medida sin haberse reunido con el sector ni enviado información a las organizaciones, así como tampoco un borrador de la Orden para poder presentar alegaciones.

No se ha explicado a los productores el motivo de esta drástica decisión, que sólo afecta a los agricultores ecológicos, a pesar de que podrían acogerse a las mismas recomendaciones que los de convencional (lavado, siembra certificada) para combatir el Epitrix.

COAG reprocha que Andalucía tome estas medidas cuando compara con otras comunidades con presencia de Epitrix que no han optado por prohibir la siembra a ningún productor.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.