Penal de El Dueso
La cárcel de El Dueso, en Santoña (Cantabria), en una imagen de archivo. EUROPA PRESS

Un violador múltiple "no arrepentido", según los informes de prisión, ha salido de la cárcel de El Dueso (Cantabria) después de cumplir 30 años de condena por múltiples delitos cometidos en la década de los 80 y 90 en Galicia.

Según publica El Español, durante su estancia en prisión solo ha tenido informes negativos, motivo por el que le fueron denegados todos los permisos. Después de cumplir con la justicia, tiene pensado asentarse en Cantabria, según ha indicado a sus compañeros.

La última vez que se sentó en el banquillo fue en 2001 y fue condenado a 22 años de prisión por violar a su hija, que en la década de los 90 era menor de edad.

"Con el fin de satisfacer sus deseos libidinosos" sometió a la menor a toda clase de tocamientos desde 1995 hasta 1999, aproximadamente. En el 96, la menor fue violada oral y vaginalmente por su padre en el interior de un automóvil.

Sin embargo, en 1987 ya fue condenado por una agresión sexual. Le cayeron 14 años por ello y otros ocho más por raptar a su víctima. L.P.P. era ya un viejo conocido de la justicia gallega por asuntos menores como robos y otros de mayor entidad.