Martín Ruarte
Martín Ruarte, junto a su perro envenenado. FACEBOOK

Fido era el perro de Martín Ruarte, un niño de nueve años con Síndrome de Down. El pasado miércoles, el animal apareció muerto en Caucete (Argentina), alguien le había envenenado.

Los dueños del animal sospechan de un vecino del barrio Marayes, aunque todavía no han hallado al culpable.

Martín había adoptado a Fido hace cuatro años como apoyo emocional. Se habían convetido en amigos inseparables: "Iban juntos a todos los lados", relata la familia a los medios locales.

La mascota jugó un papel muy importante en el desarrollo de Martín, que pasó en poco tiempo de un colegio de educación especial a un colegio tradicional.

Ahora intentarán encontrar un cachorro para sustituir a Fido, aunque aún no le han transmitido la noticia al menor: "Todavía no le dijimos que lo mataron, no sabemos cómo se lo va tomar".