Tal como recoge el TSXG en su sentencia, los hechos ocurrieron en agosto de 2016, cuando la víctima se encontraba arreglando un pozo y el acusado le propinó por la espalda un golpe con una manguera tras lo cual le dijo: "Te voy a matar". Instantes después, cuando su cuñado se encontraba en el interior del portal de su casa, lo atacó con una hoz.

Los magistrados de la Audiencia provincial de Lugo ya destacan en su escrito que el condenado actuó "con ánimo de acabar con su vida", pues la agresión se produjo "por la espalda" y la víctima no puedo reaccionar.

"Le asestó un golpe en la zona de la nuca con la parte cortante de la hoz provocando que cayese al suelo a consecuencia del violento golpe sufrido, propinándole a continuación una patada y abandonando el lugar de manera inmediata", explicaba la sentencia del tribunal provincial, tal como recoge el TSXG.

Como consecuencia de la agresión, el afectado tiene como secuelas dolores cervicales, limitación de la movilidad de la columna y una cicatriz en la cabeza.

OCHO AÑOS DE PRISIÓN

De esta manera, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ha desestimado el recurso de apelación, por lo que mantiene la condena de ocho años de prisión, así como la prohibición de comunicarse y aproximarse a su cuñado durante 15 años. Además, tendrá que pagar una indemnización a la víctima de casi 29.170 euros, así como 1.800 euros al Servizo Galego de Saúde (Sergas).

Contra esta sentencia cabe interponer recurso de casación ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo dentro de los cinco días siguientes al de la última notificación que de la misma se haga al Ministerio Fiscal, a la representación de las demás partes y al propio acusado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.