26M.- Cr
26M.- Cr EUROPA PRESS

Así lo ha manifestado el candidato de Unidas Podemos a las Cortes de Castilla-La Mancha por Ciudad Real y coordinador regional de Izquierda Unida, Juan Ramón Crespo, en un encuentro con los medios en Ciudad Real, en el que ha hecho balance de la campaña que acaba este viernes.

En referencia a la dirección de las políticas del próximo gobierno regional, ha admitido que su competencia ya no es el PSOE sino Vox, y que desde IU se aboga por el hecho de que en las Cortes por esta provincia no estén representadas la ultraderecha sino la "voz de la clase trabajadora, de la mayoría social de la provincia".

Así, el voto útil para Crespo, tanto en las municipales, como regionales y europeas está en votar las candidaturas de IU y de Unidas Podemos-IU, para que a partir del 26 de mayo las políticas que hagan en las instituciones sean para la mayoría social y para la clase trabajadora.

Y es que ha asegurado que desde su formación están "hartos" y no se resignan a que sigan sucediéndose las consecuencias de las decisiones del bipartidismo, y no quieren que los castellano-manchegos sigan sufriendo una de las tasas de paro más altas del país, que siga reduciéndose su población, y continuar con la discriminación entre hombres y mujeres, sufriendo estas últimas ocho puntos más de desempleo en la región que en la media del país.

Por otro lado, y en referencia a la campaña, ha incidido en el gran trabajo que se ha realizado por todos los miembros de la coalición de izquierdas y ha pedido un ejercicio de responsabilidad a la ciudadanía para que el próximo domingo voten lo que beneficie a la mayoría social de la provincia.

UNA OPCIÓN MUNICIPALISTA

Una fuerza que se presenta, ha explicado el candidato de izquierdas, en 168 municipios de la región, abarcando más del 85 por ciento de la población de Castilla-La Mancha. De estos la formación se presenta en 22 en solitario, es decir como Izquierda Unida, y en 146 confluyen en la coalición Unidas Podemos Izquierda Unida, y dentro de estas en 126 el candidato a la alcaldía es de IU.

Esto demuestra, en palabras del candidato regional, que IU es una fuerza municipalista y que los compañeros y compañeras se han mostrado convencidos no solo de revalidar los resultados de anteriores comicios, sino también de conseguir mejores.

A continuación, varios candidatos de la formación en varios pueblos de la provincia han manifestado sus impresiones sobre la campaña y los posibles resultados. Pedro Mellado, candidato por Miguelturra, ha sido el primero en expresar las sensaciones de estos quince días de campaña, que han sido "buenas y útiles". Se ha mostrado convencido que desde su formación se han sabido transmitir las ideas de su programa que ha aclarado muchas ideas al electorado, que estaba más dudoso que en otras citas electorales.

Ha afirmado que aspiran a liderar el próximo gobierno municipal ya que son la única alternativa progresista a los cuarenta años de gobierno del Partido Socialista, con un proyecto agotado, una falta de alternativa del PP y un Ciudadanos "que son conscientes que no están compitiendo por la Alcaldía".

Al contrario que el Gobierno socialista, donde ha habido una "falta de consenso total", convirtiéndose en el principal problema del Ayuntamiento, se ha ofrecido a contar con todas las opciones políticas con su programa por delante, ha señalado.

En el caso de Puertollano, el candidato Jesús Manchón ha explicado que existe similitudes con la situación de

Miguelturra y se ha presentado como la alternativa de izquierdas con políticas orientada a la remunipalización de servicios, la gestión pública y renegociar un plan de ajuste que ha condenado al municipio desde 2012 a pagar una enorme deuda que hace que desde esta fecha no se puedan prestar servicios. Ha afirmado que han mantenido una campaña de propuestas y no de "enfangar" a los demás.

Finalmente la candidata a la Alcaldía de Valdepeñas, Juana Caro, se ha mostrado satisfecha por la campaña, ya que han cumplido el objetivo de explicar a la ciudadanía cuáles eran sus proyectos donde el empleo "sin enchufismos", los servicios públicos de calidad, los jóvenes y los barrios son puntos fundamentales.

Ha denunciado que han sido vetados en debates y que ha recibido difamaciones "de aquellos que dicen que vienen a cambiar la política, pero ante la falta de propuestas han intentado difamar en lo personal", pero que no lo han conseguido. Se ha presentado como alternativa para frenar a las derechas y para acabar con 16 años de mayoría absolutas del PSOE de Jesús Martín.