La edición de este año cuenta con un gran programa de actividades para entender el patrimonio como medio para construir la paz y promover la tolerancia y el respeto entre los pueblos y las culturas. Desde el Govern han explicado que los participantes tienen que ser jóvenes nacidos entre 2004 y 2006 que, durante una semana, participarán en conferencias, mesas redondas y talleres relacionados con el patrimonio.

La Conselleria ha recordado que el Programa Patrimonio Joven es una iniciativa del Ministerio de Cultura y Deporte, con el apoyo del Centro Patrimonio Mundial de la UNESCO y la colaboración de las comunidades autónomas, que trabaja en la educación patrimonial. Su actividad más visible son los Foros Juveniles de Patrimonio Mundial, que reúnen en España jóvenes de todo el mundo para participar en un encuentro educativo en que el eje conductor es siempre el patrimonio.