Kurt Cobain
Durante los últimos años de su vida, Kurt Cobain luchó con depresión, enfermedad y adicción a la heroína. ARCHIVO

La casa de subastas Julien Auctions puso a la venta un plato desechable en el que comió Kurt Cobain antes de un concierto en 1990. Estimaban que se vendería por unos 1.800 euros y nunca pensaron que un fan llegaría a pagar unos 20.000 euros.

El líder de Nirvana había comido pizza en el club 9:30 antes de darle la vuelta y anotar el orden de las canciones que tocarían en Washington D.C (Estados Unidos). Durante tres décadas, Johnny Riggs de la banda THUD ha guardado el plato. "Esto es un pedazo de historia", escribió Riggs en la carta de autenticidad.  Y añadió: "Una lista escrita a mano por Kurt antes del éxito. Ya no ves muchos de estos; la mayoría de los que vinieron después no estaban escritos a mano".

No fue la única pieza de Cobain que se puso a la venta ya que también había un chaqueta verde que la estrella usó en su en 1993 durante su última sesión de fotos con Jesse Frohman.

El ícono de la música se quitó la vida el 5 de abril de 1994, en su casa cerca del lago Washington. Cuando se cumplieron 25 años de su muerte, Nirvana rindió homenaje a Cobain con un tweet conmovedor y una foto de su líder. "Kurt, nos dejaste hace 25 años. Significas mucho para tanta gente", escribieron en su publicación.